Identidades entrecruzadas

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 25 (6041 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 12 de marzo de 2012
Leer documento completo
Vista previa del texto
THÉMATA. REVISTA DE FILOSOFÍA. Núm. 39, 2007.

IDENTIDADES ENTRECRUZADAS Elvira Burgos Díaz. Universidad de Zaragoza
Resumen. La sociedad contemporánea continúa reclamando la necesidad de identidades únicas, estables, fijas y coherentes como único camino de llegar a ser sujetos normales y, por tanto, legítimos. Identidades y sexualidades difusas, equívocas, cruzadas o entrecruzadas, sonmayoritariamente valoradas como signo de alguna clase de perturbación o patología, psíquica, emocional o, incluso, física. En contra de este imperativo normalizador, pensadoras y pensadores, e individuos activistas, desarrollan sus tesis con la finalidad de abrir espacios que puedan dar cobijo a la multiplicidad existente de cuerpos, identidades y modos de vidas. Abstract. Contemporary societiesinsist on the need to assume fixed, stable, and coherent identities as the only way to become "normal", and therefore legitimate and recognizable subjects. Ambiguous, hybrid, or non-hegemonic identities are usually seen as the symptom of some kind of pathology or deviation. Against this normalizing and violent imperative, critical thinkers and activists develop their alternatives in order to open upspaces that can shelter the existing heterogeneous multiplicity of bodies, identities, and ways of life.

Algo como un control de sexo y de género demanda nuestra sociedad. Se nos exige que nuestra identidad sea única, fija, estable, coherente. Que mostremos un sexo verdadero, un género correspondiente, resultado necesario de aquel, y una sexualidad ajustada a la norma natural de laheterosexualidad. El único marco que se instaura en medida, en criterio indiscutible de normalidad, es el binario: o se es mujer y femenina o se es hombre y masculino, no hay más opciones; no se puede ser auténticamente humano fuera de este modelo dualista y jerarquizador. Identidades y sexualidades difusas, equívocas, cruzadas o entrecruzadas, son mayoritariamente valoradas como signo de alguna clase deperturbación o patología, psíquica, emocional o, incluso, física. Y esto todavía en nuestros días. No obstante, en contra de los discursos dominantes, normalizadores y patologizadores, se alzan voces, contundes, provistas de fuertes y hábiles argumentos. Los textos de Foucault1 son, en esta línea, imprescindibles y suponemos, esperamos, ya conocidos en alguna medida. En particular, su brillantepuesta en cuestión de la naturalidad del sexo y su igualmente magistral formulación de la inversión de la relación causal convencional del sexo a la sexualidad. Ni la idea de sexo describe, de forma objetiva, neutra, un hecho físico inmediato, ni la relación sexual natural es la heterosexual, como tampoco es natural la existencia solo de dos sexos distintos y opuestos. Se observa en el funcionamientode la cultura disciplinadora, señala Foucault, que porque se quiere consolidar férreamente la idea de la naturalidad de una actividad, la heterosexualidad, que no es sino una actividad socioculturalmente diseñada (como había afirmado también Gayle Rubin2), se obliga a los cuerpos a llegar a ser inteligibles tan solo dentro del esquema estrecho y coercitivo que postula la realidad naturalúnicamente de dos sexos, y de diferencias inconmensurables entre sí. El sexo, así, se ha introducido a posteriori como base legitimadora de la naturalidad de la heterosexualidad. Y a la importancia de esta idea foucaultiana la filósofa feminista Judith Butler dedica su escrito “Las inversiones sexuales”3. Mas ya desde su primer libro feminis-

1 Véanse especialmente los siguientes escritos de M.Foucault: Historia de la sexualidad, vol. 1. La voluntad de saber, Siglo veintiuno, Madrid, 1992; “El sexo verdadero”, en M. Foucault, Herculine Barbin, llamada Alexina B., Ed. Revolución, Madrid, 1985, págs. 11-20. 2 G. Rubin, "El tráfico de mujeres: notas sobre la "economía política" del sexo", en M. Lamas, El género: La construcción cultural de la diferencia sexual, Grupo Editorial Miguel Ángel...
tracking img