Ideologia versus comercializacion en politica dominicana

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 6 (1428 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 11 de enero de 2012
Leer documento completo
Vista previa del texto
Ideología versus comercialización en el panorama político dominicano.(Ensayo)

Es muy común hoy en día escuchar en boca de muchos que los partidos políticos en nuestro país se han vaciado de ideologías, que han perdido sus directrices primordiales que dieron origen a su fundación. La búsqueda desmedida de la riqueza y del poder para autoservirse y ayudar a los suyos ha dado un mortalgolpe de estado a los valores ideológicos desplazándolos al rincón polvoriento del olvido, para recurrir a ellos tan sólo en momentos protocolarios para mantener la apariencia.

En la actualidad se cambia de partido como se cambia de ropa, se viste del color que la ocasión requiera. Las ideas que hoy son defendidas a capa y espada por unos, mañana podrían se atacadas rabiosamente por losmismos que las proponían. Nuestra sociedad está llena de ejemplos de camalionismo político. Haciendo una visión retrospectiva de hace algunas décadas quedamos sorprendidos al darnos cuenta de que antes la dialéctica de ideologías sociales contra intereses personales originaban revoluciones, ahora las “revoluciones” son el resultado del choque de intereses contra intereses. Es lo que podríamosllamar una “guerra” sin aliados ni enemigos ciertos. Los intereses económicos parece que tienen secuestrada la visión de valores de las instituciones políticas y de otras muchas instituciones que durante mucho tiempo fueron valuarte de lucha y entereza en la sociedad dominicana.

Cabe señalar que este fenómeno permea muchos aspectos de la cotidianidad nacional debido quizás a la individualidadimperante fruto de la pérdida de esperanza en la salvación de proyectos comunes. A lo mejor es una consecuencia de la posmodernidad o de una mala interpretación de la misma. A la pregunta de si la comercialización de las conciencias provocó la pérdida o el debilitamiento de las ideologías, o de si la pérdida de las ideologías provocó el auge de la comercialización, no hay respuesta clara.Perderíamos el tiempo tratando de analizar los orígenes, lo que sí nos queda claro es la urgencia de dar soluciones efectivas a esta debacle que hace tambalear los más puros cimientos de las instituciones de la sociedad, en el caso que nos atañe el de las instituciones políticas en la República Dominicana.

Así como en filosofía se habla del cansancio filosófico – esto es el efecto que provoca enel ánimo del ser pensante la infinitud de propuestas y teorías presentadas por filósofos de todo el mundo a lo largo del proceso de desarrollo del pensamiento crítico de la humanidad – en nuestro país vivimos lo que podríamos llamar “cansancio político”; pero en este caso no es por el exceso de propuestas, sino por la carencia latente de contenido político en la “política” dominicana, valga laredundancia. No es tampoco cansancio de la política como tal, sino de la politiquería barata que nos agobia.


Basta con ser testigo de una campaña para darse cuenta del vacío de contenido. ¿Es una campaña política un camión repleto de bocinas que atormenta sin piedad a los indefensos ciudadanos con estridentes sonidos que estremecen los cimientos de las casas y nos provoca un doloragudo en los tímpanos? En varias ocasiones el carro del que escribe literalmente ha temblado, conmigo al volante, al paso de una de estas máquinas infernales.

Al contemplar este panorama nos llenamos de pesar porque estos candidatos poseen sólo un par de eslogan engañabobos, mucha música, bebidas, etc., y nada de discurso coherente e inteligente en el que podamos confiar, oracionalmente aceptar. Debido a esta situación se ha caído en una desconfianza hacia todos, incluso hacia aquellos que tienen la voluntad y la capacidad para llevar a cabo los ideales patrióticos de Juan Pablo Duarte, ideales que incluyen a la colectividad de los dominicanos como nación y no a unos pocos. En las elecciones nos limitamos a votar por el menos malo porque bueno ninguno lo es.

A...
tracking img