Idrovo

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 37 (9230 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 17 de noviembre de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto


~

(
"

(

(

{

Los infieles, a su vez, eran todos los pueblos que las que alude Amodio, en los hombres que llegaron a Puerto Viejo se advier­ tenian una religi6n y religiosidad distinta, y esta experiencia hist6riea sirvio ten otras matrices diacronicas como Lobueno / 10 malo. Lo limpic / 10 sucio, para modelar el significado de un OtTO que habfa que conquistar y convertir aLo barbara / 10no barbaro. Lo ordenado / 10desordenado. La buena tierra / la traves de las «guerras santas». Los infieles que tcnjan relacion con un panteon mala tierra. de dioses diferentes eran catalogados como «idolatras», otro de los conceptos Por otra parte, el drama de los cronistas era el de navegar no solo so­ construidos para entender la Europa de entonces, eJ mismo que fue traslada­ brelos oceanos, sino sobre esta tupida red de anacronismos y construir una do a America: «... Como si en rnenos de noventa afios, que se comenco a pre­ narrativa utilizando el lenguaje escrito, verdadero producto cultural de la ci­ dicar el Evangelio, en estas partes se uviera hecho mas, y tenido mcjorcs mi­ nistros que los Reynos de Espana. Donde al cabo de seycientos afics que se
2. EmanueleAmodio, Formes de la olteridod. Consrruccion y difusion de fa Imagen del indio americona en Europa. Quito, Abya-Yala, 1993. pp. 17-24. 3. Ibidem. p. 23. 4. Hanke Lewis. I' Dicese de Agustin Zarate que «su obra ocupa Iugar preemijiente entre las mas respetables autoridades. para la historia de aquel tiernpov" Fuc funcionario oficial, aunque no cronista ofi­

ejercitaban, y asf todos los demas; y enalgunos temples, especialmente en los pueblos que Haman de Pasao, en todos los pilares dellos tenlan hombres y ni­ nos, erucificados los cuerpos, 6 los cceros tan bien curados, que no olian mal, y clavadas muchas cabezas de indios, que con eierto conocimienro las consu­ men, hasta quedar como un pufio.28 En unos pueblos desta provincia, que Ila­ maban Caraque, tenian sobre las puertas de lostemples unas figuras de horn­ bres con una vestidura de la mesma hechura de almatica de diacono.19 De Juan de Samanos solo hemos podido saber que fue secretario de

cial, En 1543 paso al Peru a tamar cuentas a los oficiales de Ia hacienda real.
Su cronica es por 10 tanto de un aficionado y la escribe antes que el celebre Cieza de Leon, aunque la publica despues, No esta en los acontecimientos de laConquista, pero su atisbadura cubre un amplio espectro de la realidad en­ contrada. Una parte de su cronica recoge 10 que escucho 0 ley6 de los prime­ ros cronistas y la otra da cuenta de 10 que 61 mira. Va describiendo aqucllos espacio cuyos Hmitcs son cada vez mas convencionaies tras el triunfo militar, en cuanto van adquiriendo identidad funcional para los conquistadores, uno de aquellos es elPeru. que «cornienza desde la linea Equinoccial adelante ha­ cia el mcdiodfa-.j" Su ojo tiene en gencralla tipologfa occidental. Su mirada esta domina­ da por aquellas categorfas propias del europeo del siglo XVI, aunque con cier­ ta erudici6n. No se contenta con juzgar Ia pobreza 0 riqueza de estas tierras, va mas alla y mira las diferencias, las practicas, los rituales, las formas de los templosy recoge tambien la farnosa creencia de los gigantcs. Sin embargo, como otros, tam poco busca entender el proceso y se queda en la descripcion de 10 diferente-extrafio: Tienen en esta provincia las puertas de los templos hacia el oriente, tapa­ das con unos paramentos de algod6n, y en cada ternplo hay dos figuras de bul­ to de cabrones-" negros, ante las cuales siempre queman lena de arboles quehuelen muy bien, que alIi se crian, y en rornpiendoles la corteza, distila dellos un licor, cuyo olor trasciende tanto, que da fasddio, y si con el uman algun cuerpo muerto se 10echa por la garganta, jamas se corrompe. 'Iambien hay en los ternplos figuras de grandes sierpes, en que adman; y ademas de los gene­ rales, tenlan cada uno orros particulares, segtin SU trato y oficio, en que adora­...
tracking img