Iglesia y dictadura

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 6 (1397 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 14 de diciembre de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
A través de la historia muchos movimientos dentro de la Iglesia Católica pretendieron que ésta regresara a los contenidos del Evangelio, y asumiera su compromiso con los desprotegidos, los desheredados, los perseguidos. Una Iglesia que había basado su poder en la convivencia con el poder temporal y en "Guerras Santas", y que había llevado a cabo persecuciones disfrazadas contra la "herejía" através de la Santa Inquisición y, en nombre de la "evangelización" el genocidio de 90 millones de hermanos indígenas en América. Estos movimientos renovadores fracasaron siempre y la Iglesia Católica sigue siendo, a través de su jerarquía, aliada de las estructuras políticas, económicas y militares dominantes. Con el Concilio Vaticano 2° y la Encíclica Populorum Progresio se intentó dejar de lado ladoctrina tradicional de la Iglesia, y se originó un movimiento llamado de la "Iglesia del tercer mundo". A él adscribieron muchos sacerdotes y obispos en América Latina. La mayoría de ellos, como Mons. Angelelli, fueron víctimas de una estructura que no admitía cuestionamientos ni cambios, y marginados de la Iglesia tradicional, que los había tolerado mientras no fueron "peligrosos" para elsistema. Y, como tantos otros considerados "subversivos", asesinados, desaparecidos y/o encarcelados.
En Argentina, particularmente, la Iglesia Católica fue cómplice de la represión, a través de su adhesión a la Dictadura Militar instaurada el 24 de marzo de 1976. Sus integrantes invocaron en todo momento su condición de cristianos y su fe católica, y el silencio o el apoyo manifiesto de la jerarquíacatólica legitimó esa condición y el accionar de las Fuerzas Armadas.

Sólo en un débil intento, a través de una carta a Videla dada a conocer públicamente (19 de julio de 1976), el Episcopado le pregunta "qué fuerzas tan poderosas son las que con toda impunidad y con todo anonimato pueden obrar a su arbitrio en medio de nuestra sociedad", como si no supiera que esas "fuerzas poderosas" estabanal mando del destinatario de su mensaje. Esa carta no obtuvo respuesta y a partir de allí la Iglesia dejó en manos del Terrorismo de Estado y en la más absoluta desprotección a miles de víctimas que sufrieron la muerte, la desaparición, la cárcel y el exilio. En 1979 la Comisión Permanente, dice "todavía subsiste el problema de personas desaparecidas, sea por 'la subversión' o por la represión, otambién por 'libre determinación'", apuntalando la tesis militar y falseando la verdad, ya que no hubo desaparecidos por la s23-9-75

Mons. Victorio Bonamín (Vicario General del Ejército)
Homilía ante el Ejército. 

"¿No querrá Cristo que algún día las FF.AA. estén más allá de su función? El Ejército está expiando la impureza de nuestro país... los militares han sido purificados en el Jordánde la sangre para ponerse al frente de todo el país..." 

29-12-75

Mons. Tortolo (Pte. C. E. A. Vicario FF.AA.)
Almuerzo en el Plaza Hotel ante la Cámara Argentina de Anunciantes. 

"... se avecina un proceso de purificación... " 

24-3-76

Mons. Tortolo
Declaraciones luego de entrevistarse con el General Videla y el Almirante Massera 

"... si bien la Iglesia tiene una misiónespecífica, hay circunstancias en las cuales no puede dejar de participar así cuando se trate de problemas que hacen al orden específico del Estado..." 

4-77

Anexo S de la Directiva Mayor del Ejército 504/77 (Documento Secreto DS-77- Comando del Ejército, firmado por el Gral. Roberto Viola) 

"... si bien no hay una activa participación de la Iglesia, la misma se manifiesta mediante lacomprensión y aceptación de los principios básicos enunciados..."

5-77

Mons. Plaza
Discurso. 

"Los malos argentinos que salen del país se organizan desde el exterior contra la patria, apoyados por fuerzas oscuras difunden noticias y realizan desde afuera campañas en combinación con quienes trabajan en la sombra dentro de nuestro territorio. Roguemos por el feliz resultado de la ardua tarea de...
tracking img