Iglesia y smo

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 5 (1179 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 9 de julio de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
El nuevo catecismo de la Iglesia Católica, señala expresamente en sus
Números 2310, que "los poderes públicos en este caso tienen el derecho y el deber de imponer a los ciudadanos las obligaciones necesarias para la defensa nacional" y en el número 2309 afirma "todo ciudadano y todo gobernante están obligados a empeñarse en
Evitar las guerras. La apreciación de las condiciones que establecenla legitimidad moral pertenece al juicio prudente de quienes están a cargo del bien común". En definitiva el bien común.

Nota sobre el derecho a la objeción de conciencia al servicio militar
 
1. En 1973, el Consejo Mundial de Iglesias (CMI) y otras organizaciones de la sociedad civil instaron a las Naciones Unidas a que reconociera la objeción de conciencia al servicio militar como “unaexpresión válida del derecho de libertad de conciencia” y a que se pongan a disposición de los objetores de conciencia otros medios de servicio. La Declaración sobre la Cuestión de la Objeción de Conciencia al Servicio Militar” de 1973 dice que el CMI y las organizaciones que colaboran con él “creen que ha llegado el momento de que la Comisión (de Derechos Humanos) tome medidas decisivas en pro delreconocimiento internacional del derecho a la objeción de conciencia al servicio militar”. Se citaron cuatro razones como fundamento de esa creencia: la creciente preocupación entre las comunidades religiosas, el respeto al derecho a la libertad de pensamiento y a la integridad de la persona, el papel de los jóvenes en el fomento de la paz y el hecho de que la falta de alternativas al serviciomilitar conduce a una pérdida de recursos humanos y a condiciones de prisión de jóvenes con convicciones muy arraigadas.
2. En los años siguientes se logró el reconocimiento en los foros internacionales y en un convenio de la ONU sobre derechos civiles y políticos. El movimiento ecuménico, a través del Proceso Conciliar por la Justicia, la Paz y la Integridad de la creación que condujo a laConvocación Mundial sobre Justicia, Paz e Integridad de la Creación, celebrada en Seúl, Corea, en 1990, reafirmó el derecho a la objeción de conciencia. Como resultado, la objeción de conciencia al servicio militar goza de nuevos grados de protección en nombre de la libertad de pensamiento y de religión, así como de la libertad de conciencia.
3. Sin embargo, un informe del Alto Comisionado de lasNaciones Unidas para los Derechos Humanos, publicado en 2006, reveló graves carencias en muchos países por lo que respecta a reconocer y ejercer el derecho a la objeción de conciencia al servicio militar y puso de manifiesto que los objetores de conciencia a menudo son castigados, discriminados y encarcelados. Entonces el Comité Central del CMI pidió que se hiciera un estudio a la luz de dichoinforme.
4. El estudio del CMI muestra que en muchos lugares las iglesias tienen que resolver situaciones relativas a la objeción de conciencia. Entre las respuestas que dan figuran iniciativas para que se apoye a los objetores de conciencia en algunos países. Tres observaciones dan una idea general de las posiciones de las iglesias sobre la cuestión: las iglesias pacíficas históricas recomiendanencarecidamente que sus miembros se nieguen a participar en cualquier acción militar, respetando al mismo tiempo su libertad de decisión individual. Otras iglesias consideran que tanto el servicio civil como el militar pueden ser opciones cristianas. Por último, si bien muchas, y quizás la mayoría, de las iglesias no tienen una posición oficial sobre la cuestión, el estudio no encontró pruebas deque esas iglesias hablen en contra de la objeción de conciencia.

5. El estudio propone que sea una posición de consenso entre las iglesias afirmar el derecho a la objeción de conciencia para que las personas que sienten que no pueden llevar armas por razones religiosas o de otra índole de conciencia tengan la posibilidad de objetar sin ser sometidas a la discriminación o al castigo.
6. Se ha...
tracking img