Illa se iactet in aula! 1

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 39 (9523 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 1 de junio de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
ISEGORÍA. Revista de Filosofía Moral y Política N.º 42, enero-junio, 2010, 73-90 ISSN: 1130-2097

Illa se iactet in aula! 1
Illa se iactet in aula!
Universidad Nacional de La Plata. Argentina / CONICET

MARÍA JULIA BERTOMEU

RESUMEN. No pocos contemporáneos de Kant, incluidos algunos de sus discípulos, fueron pródigos en la crítica mordaz del carácter sistemático de su filosofía, yseñaladamente, de la prosa filosófica en que ese carácter se expresaba. Otros, en cambio, no se privaron de manifestar el deseo de ver al filósofo aislado o acorralado en el recinto puramente especulativo del aula académica, en la buena —o en la mala— compañía de todos los políticos metafísicos de la época: «illa se iactet in aula!» Pero, temerosos de que los muros o los barrotes metafóricos del aula nobastaran a contener la propagación «popular» de las ideas del filósofo, completaron, con Burke, el verso de Virgilio en inequívoca alusión a barrotes seguramente menos simbólicos: «Illa se iactet in aula Aeolus, et clauso ventorum carcere regnet». Kant respondió en su momento a los unos y a los otros, por separado, y también de consuno, pero siempre desde la convicción, tenazmente mantenida, de laimportancia de la teoría filosófica y de una disciplina metodológica, las cuales, aun si «impopulares» al comienzo, consideraba esenciales para una práctica moral y política tan hostil al paternalismo moral como a su contracara, el despotismo político (paternalista). Palabras clave: Kant, paternalismo moral, despotismo político

ABSTRACT. More than a few of Kant’s contemporaries, including someof his disciples, were sharply critical of the systematic character of his philosophy, and, markedly, of the philosophical prose in which this character was expressed. Others, on the contrary, found solace in the prospect of seeing the philosopher either isolated or trapped in the purely speculative realm of the academic room, in the good —or bad— company of all the metaphysical politicians ofthe time: «illa se iactet in aula!» However, fearful that the walls or the metaphorical bars of the room were not enough to contain the «popular» propagation of Kant’s ideas, they completed —in line with Burke— Virgilio’s poem, distinctly alluding to surely less symbolic bars: «Illa se iactet in aula Aeolus, et clauso ventorum carcere regnet». Kant replied in time, writing both to each groupseparately and to everyone at once. But he did it always from his fiercely held conviction about the importance of both a philosophical theory and a methodological discipline, which, even when «unpopular» in the beginning, he considered essential elements of a moral and political practice that was so hostile toward moral paternalism as it was to its counterpart, a (paternalistic) political despotism. Keywords: Kant, moral paternalism, political despotism.

1 Este trabajo fue subsidiado por el Proyecto de Investigación de la Agencia Nacional de Investigaciones Científicas de Argentina, Raíces 2006 PICT 1795, y por el Proyecto del Ministerio de Investigación y Ciencia de España FF12009-10941. Agradezco los comentarios realizados a una primera versión de este trabajo por Antoni Domènech, HéctorArrese Igor, María Victoria Costa y David Cassasas.

[Recibido: Dic. 09 / Aceptado: Ene. 10]

73

María Julia Bertomeu

No pocos contemporáneos de Kant, incluidos algunos de sus discípulos, fueron pródigos en la crítica mordaz del carácter sistemático de su filosofía, y señaladamente, de la prosa filosófica en que ese carácter se expresaba. Varios de ellos le aconsejaron que rescribieracompletamente sus obras, aun, y mejor, que encargara la tarea a un traductor, a fin de ganar la popularidad necesaria para que su pensamiento captara la audiencia de un público no filosófico pero educado. 2 Otros, en cambio, más pugnaces que mordaces, no se privaron de manifestar el deseo de ver al filósofo aislado o acorralado en el recinto puramente especulativo del aula académica, en la buena...
tracking img