Inclusión educativa

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 9 (2014 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 21 de marzo de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
La escuela… un lugar para la educación de todos:

“ Y aunque sea posible que cada uno de nosotros produzcamos siempre con nuestra presencia alguna perturbación que altera la serenidad o la tranquilidad de los demás, nada hay tan perturbador como aquello que a cada uno le recuerda sus propios defectos, sus propias limitaciones, sus propias muertes: es por eso que los niños y los jóvenesperturban a los adultos, las mujeres a los hombres, los débiles a los fuertes, los pobres a los ricos, los deficientes a los eficientes, los locos a los cuerdos, los extranjeros a los nativos.”
Nuria Pérez de Lara, Identidad, diferencia y diversidad.
Mantener viva lapregunta.

Pensar hoy en la escuela supone pensar en aulas separadas en edificios específicos para desarrollar la vida escolar, donde conviven niños y niñas de la misma edad, bajo la presencia de una única persona adulta. Allí todos deben hacer las mismas actividades en el mismo tiempo, dando lugar a relaciones masificadas llenas de normativas que no reparan en la singularidad de cada niño. Aulas enlas que las actividades fundamentales ocurren estando sentados ante una mesa, siguiendo una secuencia de actividades que determinan un curriculum fragmentado por cursos y un horario que establece un tiempo para el aprendizaje académico.
Todo esto nos lleva a pensar que uno de los principales obstáculos en la formación y en el pensar pedagógicos tienen que ver con la cuestión del otro, laidentidad y la diferencia. Existe una confusión que no permite diferenciar entre nuestra cuestión acerca del otro, y las cuestiones que son del otro. Esto significa que en educación, por lo general, se han impuesto nuestras cuestiones, nuestras preguntas, preocupaciones, acerca del otro, sin dar cabida a las cuestiones, preguntas, preocupaciones del otro.
Se ha vuelto habitual y necesario latransformación del otro en un tema escolar. Así se hace coincidir la locura, con los locos, la deficiencia con los deficientes, la pobreza, con el pobre, etc.
Se piensa por lo general, que la experiencia del otro puede ser capturada, ordenada en categorías, definida y tipificada en forma artificial. El otro acaba por transformarse, entonces, sólo en un objeto de reconocimiento, donde la perturbación, lasensibilidad de
la relación con el otro quedarían fuera de lugar.
La escuela es a veces, un ámbito donde se trazan líneas divisorias entre lo “natural” y lo “extraño” a pesar de que en los últimos años se ha anunciado un importante cambio educativo desde la hegemonía hacia la diversidad.
Tendríamos que pensar si verdaderamente existe un cambio de enfoque o si sólo se trata de un cambio en ellenguaje utilizado en documentos, discursos y dispositivos técnicos, ya que da la sensación de que la educación en general no se demuestra preocupada por las diferencias, sino con aquello que se sale de la norma, los extraños, los diferentes.
El establecimiento de los diferentes tiene que ver con una actitud racista de separación , donde se establece un proceso de diferencialismo que consisteen separar, dentro de la diferencia, algunos rasgos diferentes con una connotación negativa, disminuida.
Los diferentes son una construcción social, el problema está en cómo producimos cotidianamente a los diferentes, qué hacemos todos los días con el otro que me parece extraño y ajeno.
Derrida escribe en su libro “Adiós a Emanuel Lévinas”: La palabra “hospitalidad” viene a traducir las otrasdos palabras que la han precedido, “atención” y “acogida” (…)
La intencionalidad, la atención a la palabra, la acogida al rostro, la hospitalidad, son la misma cosa, pero lo mismo en cuanto acogida al otro, allí donde él se sustrae al tema.
No habría hospitalidad, ni atención, rostro, palabra y relación, si se hace del otro una temática, si el otro es transformado en una temática. Y aquí...
tracking img