Independencia de las colonias portuguesas

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 10 (2324 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 2 de diciembre de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
La independencia de las
Colonias portuguesas.
Portugal, primer país europeo que se interesó por el continente negro, a partir del Siglo XV, es la última potencia colonial que ha conservado sus posesiones. Mientras que todas las democracias han acabado prácticamente la descolonización del continente en el curso de los años sesenta, las dictaduras ibéricas se agarran a sus territorios deultramar. Hasta la mitad de los años setenta, Portugal posee aún Angola, Mozambique, Guinea-Bissau, las islas de Cabo Verde y de Santo Tomé y Príncipe, o sea, territorios que representan veinticinco veces su superficie. Aunque alejados de la mayoría de las costas africanas por las otras potencias coloniales desde el siglo XVII, los lusitanos han mantenido una presencia continuada en el litoral de Angola yde Mozambique. Cuando a partir del siglo XIX la metrópoli se sumerge en los declives económicos, las colonias, privados del comercio de esclavos, subsisten sin recibir inversiones. El interior del país permanece sin explotar salvo puntualmente por una clase de plantadores mestizos, autónomos respecto a la administración.
La situación colonial y los primeros partidos nacionalistas.

La sumisióndel interior de Mozambique y de Angola no es emprendida nada más que a partir del Congreso de Berlín, en 1885, cuando las potencias europeas discuten la soberanía portuguesa en la zona. Las poblaciones del interior oponen una resistencia que sólo es vencida en el periodo de entreguerras. En las ciudades, Portugal institucionaliza, en los años veinte, la política de asimilación de las éliteseducadas, los asimilados, que disfrutan de la nacionalidad portuguesa. Desde que se apropia del poder en Lisboa en 1930, Salazar emprende la rentabilización de las colonias. La extracción de riqueza con destino a la metrópoli, que constituye la base de su política colonial, se acentúa después de la segunda guerra mundial por la intensificación del trabajo forzoso y la extensión de los cultivosobligatorios de productos para la exportación. La dictadura de Salazar no ofrece ninguna perspectiva de emancipación nacional; los intelectuales asimilados, formados en las universidades portuguesas y extranjeras, tales como Amilcar Cabral, fundador del Partido Africano para la Independencia de Guinea y Cabo Verde (PAIGC), Agosthino Neto, presidente del Movimiento Popular para la Liberación de Angola(MPLA), o Eduardo C. Mondlane, dirigente del Frente de Liberación de Mozambique (Frelimo), proponen, a partir de los años cincuenta, una alternativa radical basada en un análisis marxista-leninista. La mayoría de los movimientos nacionalistas se habían unido al partido comunista, clandestino en Portugal, única fuerza metropolitana favorable a las independencias.

Guerras de independencia en Angola,Mozambique y Guinea Bissau.
Alrededor de 1960, la violenta represión de manifestaciones pacíficas a favor de la independencia empuja a los militantes nacionalistas por el camino de la lucha armada. El Movimiento Popular para la Liberación de Angola (MPLA) lanza la ofensiva en 1961, seguida por otras dos organizaciones rivales -el Frente Nacional de Liberación de Angola (FLNA) y la Unión Nacionalpara la Independencia Total de Angola (UNITA)-, así como por el PAIGC de Guinea-Bissau (1963) y el Frelimo en Mozambique (1964). Como reacción, Portugal despliega en el continente a cerca de 190.000 hombres, que representan la casi totalidad de sus recursos militares. Introduce algunas reformas que serán letra muerta y anima a la instalación de nuevos colonos, sobre todo originarios de lasregiones más pobres de la metrópoli, cuyo número pasa de 80.000 en 1950 a 600.000 en 1973, o sea, una transferencia de casi el 10% de la población del país. Aunque la legitimidad de su lucha sea reconocida por la Asamblea General de las Naciones Unidas, los movimientos de liberación sólo se benefician de una débil ayuda exterior, principalmente de los países comunistas. El gobierno de Lisboa, que...
tracking img