Independencia

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 5 (1239 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 10 de septiembre de 2012
Leer documento completo
Vista previa del texto
JUAN E. HERNÁNDEZ Y DÁVALOS

COLECCIÓN DE DOCUMENTOS
PARA LA HISTORIA DE LA

GUERRA DE INDEPENDENCIA DE MÉXICO

DIRECCIÓN DE

VIRGINIA GUEDEA ALFREDO ÁVILA

TOMO I

UNIVERSIDAD NACIONAL AUTÓNOMA DE MÉXICO 2007

1 NÚMERO 51 Manifiesto del señor Hidalgo, expresando cuál es el motivo de la insurrección concluyendo en nueve artículos

¿Es posible americanos, que habéis de tomar lasarmas contra vuestros hermanos, que están empeñados con riesgo de su vida en libertarnos de la tiranía de los europeos, y en que dejéis de ser esclavos suyos? ¿No conocéis, que esta guerra es solamente contra ellos, y por tanto es una guerra sin enemigos, que estaría concluida en un solo día si vosotros no los ayudarais a pelear? No os dejéis engañar y alucinar, americanos, ni deis lugar a que seburlen más tiempo de vosotros, y abusen de vuestra bella índole, y docilidad de corazón, haciéndonos creer, que somos enemigos de Dios, y queremos trastornar su santa religión procurando con imposturas, y calumnias hacernos odiosos a vuestros ojos. No: los americanos jamás se apartan un punto de las máximas cristianas heredadas de sus honrados mayores. Nosotros no conocemos, otra religión que lacatólica, apostólica, romana, y por defenderla pura, ilesa en todas sus partes, no permitiendo, que se mezclen en este continente, extranjeros que la desfiguren, estamos prontos a sacrificar gustosos nuestras vidas. Protestamos delante del mundo entero, que nunca hubiéramos desenvainado la espada contra unos hombres, cuya soberbia, y despotismo hemos sufrido con la mayor paciencia por espacio decasi trescientos años, después de haber sido víctima de su codicia, insultados, provocados por una serie continuada de desprecios y ultrajes, y degradados a la especie de insectos reptiles, si no nos constase y estuviésemos íntimamente persuadidos de que la nación iba a perecer miserablemente y nosotros a sus viles esclavos de nuestros enemigos mortales perdiendo para siempre nuestra santa religión,nuestro rey, nuestra patria, y nuestra libertad, nuestras costumbres, y cuanto tenemos más sagrado y más

2 precioso que custodiar; consultado en las provincias invadidas a todas las ciudades, villas, y lugares, y veréis, que el objeto de nuestros constantes desvelos, es mantener nuestra religión, el rey, la patria, y pureza de costumbres, y que no hemos hecho otra cosa, que apoderarnos de laspersonas de los europeos, y darles un trato, que ellos no nos darían ni han dado nunca a nosotros. Para la felicidad del reino, es necesario quitar el mando, y el poder de las manos de los europeos; este es todo el objeto de nuestra empresa, para la que estamos autorizados por la voz común de la nación, y por los sentimientos que se abrigan en los corazones de todos los criollos, aunque no puedanexplicarlos en aquellos lugares, en donde están todavía bajo la dura servidumbre de un gobierno arbitrario y tirano deseoso de que se aseguren nuestra tropas a desatarles las cadenas, que los oprimen. Esta legítima libertad no pudo entrar en paralelo con la irrespetable que se apropiaron los europeos, cuando cometieron el atentado de apoderarse de la persona del excelentísimo señor Iturrigaray ytrastornar el gobierno a su antojo sin conocimiento nuestro, mirándonos como hombres estúpidos o más bien como manada de animales cuadrúpedos sin derecho alguno a saber nuestra situación política. En vista, pues, del sagrado fuego que nos inflama, y de la justicia de nuestra causa; alentaos hijos de la patria, que ha llegado el día de la gloria, y de la felicidad pública de esta América; levantaosalmas nobles de los americanos, del profundo abatimiento, en que habéis estado sepultados, y desplegad todos los resortes, y energía de vuestro invicto valor, haciendo ver a todas las naciones las admirables cualidades que os adornan, y la cultura, de que sois susceptibles. Si tenéis sentimientos de humanidad; si os horroriza el ver derramada la sangre de vuestros hermanos, y no queréis que se...
tracking img