Indulto

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 12 (2788 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 12 de diciembre de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
EL INDULTO DEL ESCÁNDALO
La evidencia de que la Secretaria Privada del Presidente, suspendida de su cargo unas horas antes, estaba en su oficina destruyendo documentos, apresuró la actuación policial. Por instrucciones del Presidente de la República fue llamado el Director del Cuerpo Técnico de Policía Judicial, Orlando Jordán Petit. Media hora después una delegación de la PTJ, junto al Edecánde Guardia y al Viceministro de la Secretaría se dirigían hasta los espacios de la Secretaría Privada. El comisario de la PTJ invitó a la Secretaría Privada a que lo acompañara hasta la sede de ese organismo: ella accedió. Por los solitarios pasillos de Miraflores, en la noche del miércoles 27 de octubre, las cuatro personas escenificaban el arresto de una de las personas más cercanas al Presidentede la República. Comenzaba así el caso conocido como el Narcoindulto.
LA SECRETARIA QUE LLEGÓ HASTA LA CUMBRE
El Colegio La Presentación fue una importante referencia educativa para señoritas de toda la región andina. Situado en Tovar, población del estado Mérida, ese colegio regentado por estrictas monjas, vería crecer y formarse desde el año 1944 hasta diez años después, a una joven nacida enel lugar. María Auxiliadora Jara Rangel, antes de contraer nupcias por primera vez, con una supuesta participación en actividades políticas en contra del dictador Marcos Pérez Jiménez vino a Caracas y luego, con AD en el gobierno comenzó a trabajar en lo que para aquel entonces se denominaba Secretaría General de la Presidencia. Allí formó parte del pequeño ejercito de funcionarios que, guiadospor el Secretario de la Presidencia, Ramón J. Velásquez, servían al Presidente Rómulo Betancourt. La señora Jara Rangel sería la encargada de asistir a Ramón J. Velásquez en todo el trabajo secretarial necesario para la elaboración de los primeros números del Boletín Archivo Histórico que Velásquez creó en aquella época.
Su hoja de vida la muestra como taquígrafa del Ministro de RelacionesInteriores de Betancourt (Carlos Andrés Pérez), Secretaria del Director de la Imprenta Nacional, Secretaria Privada del expresidente Rómulo Betancourt, Jefe de Secretaría del Consejo Nacional de Universidades, Secretaria Particular del Ministro de Educación, Secretaria Privada del Ministro de Sanidad y Asistencia Social, Adjunta al Secretario Ejecutivo del Consejo Nacional de Educación, responsable dela correspondencia del candidato presidencial y posterior Presidente de la República Jaime Lusinchi, Secretaria del exministro y para entonces dirigente de AD José Ángel Ciliberto, Coordinadora de la Secretaría Privada de la Presidencia de la República (Jaime Lusinchi), jefe de Secretaría del Senador Vitalicio Carlos Andrés Pérez, y de nuevo, Coordinadora de la Secretaría Privada del Presidente dela República.
Al momento de planificar las acciones de organización de la gestión de Ramón J. Velásquez en Miraflores, el apoyo secretarial surgió como uno de los puntos críticos. Durante los días en los cuales Octavio Lepage despachó desde Palacio en su condición de Presidente encargado, dejó escuchar sus quejas porque en Miraflores no había quedado una secretaría que lo atendiera. Pero además,dentro del sistema de funcionamiento del gobierno venezolano, la Secretaría Privada de Miraflores es algo más que una oficina para recibir y responder correspondencia de ocasión: es una instancia intermedia entre el Presidente y las altas instancias del gobierno.
Ramón J. Velásquez llegó a pensar en que ese cargo fuera ocupado por Edgar Otálvora o por Gustavo Velásquez, hijo del Presidente yquien venía de ejercer como Viceministro de Relaciones Interiores. Pero la decisión final fue que Otálvora se encargara de la Dirección General del Ministerio de la Secretaría, y que Gustavo Velásquez colaborara directamente con su padre, especialmente en el área de la Secretaría Particular, pero sin detentar cargo alguno.
Tal como alguna vez lo dijera, Ramón J. Velásquez decidió designar a la...
tracking img