Influencia extranjera dentro del dia de muertos mexicana

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 6 (1385 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 10 de diciembre de 2009
Leer documento completo
Vista previa del texto
Buenos días compañeros, maestros, directora y persona que nos acompañan en el plantel.
Mi nombre es: Juan Antonio Riaños Sánchez soy de la especialidad de laboratorio clínico y represento a 3 ero F en oratoria.
Les vengo a contar de nuestra patria; que es hermosa y de nuestras tradiciones, pero en particular, el día de muertos, una tradición muy mexicana de orígenes prehispánicos, comenzaba enjulio y terminaba hasta agosto. Pero ahora en este tiempo comienza el primero de noviembre, esta fecha importante es un patrimonio cultural de la humanidad y deberíamos estar orgullosos de esta tradición. Se remonta antes de la llegada de los españoles, era un festejo que se celebraba cada noveno mes del calendario solar mexica y era celebrado durante un mes honrando a los difuntos caídos enbatalla o de muy viejos.

, Las festividades eran presididas por la diosa Mictecacíhuatl, conocida como la "Dama de la Muerte". y esposa de Mictlantecuhtli, Señor de la tierra de los muertos. Las festividades eran dedicadas a la celebración de los niños y las vidas de parientes fallecidos. Era una celebración muy hermosa.
Para los antiguos mexicanos, la Muerte no tenía las connotaciones morales dela religión católica, en la que las ideas de infierno y paraíso sirven para castigar o premiar, ellos no creían en eso . Por el contrario, ellos creían que los rumbos destinados a las almas de los muertos estaban determinados por el tipo de muerte que habían tenido, y no por su comportamiento en la vida.
De esta forma, las direcciones que podrían tomar los muertos son:
El Tlalocan o paraíso deTláloc, dios de la lluvia. A este sitio se dirigían aquellos que morían en circunstancias relacionadas con el agua: los ahogados, los que morían por efecto de un rayo, los que morían por enfermedades como la gota o la hidropesía, la sarna o las bubas, así como también los niños sacrificados al dios. El Tlalocan era un lugar de reposo y de abundancia. Aunque los muertos eran generalmenteincinerados, los predestinados a Tláloc eran enterrados, como las semillas, para germinar, esto se creía porque al germinar una planta esta crece hermosa y fuerte y así pensaban que pasaría con las personas que morían bajo esas circunstancias.
El Omeyocan, paraíso del sol, una de las mejores muertes que hayan tenido, presidido por Huitzilopochtli, el dios de la guerra. A este lugar llegaban sólo los muertosen combate, los cautivos que eran sacrificados y las mujeres que morían en el parto. Estas mujeres eran comparadas a los guerreros, ya que habían librado una gran batalla, la de parir, y se les enterraba en el patio del palacio, para que acompañaran al Sol desde el cenit hasta su ocultamiento por el poniente. Su muerte provocaba tristeza y también alegría, ya que, gracias a su valentía, el sollas llevaba como compañeras. Dentro de la escala de valores mesoamericana, el hecho de habitar el Omeyocan era un privilegio.
El Omeyocan era un lugar de gozo permanente, en el que se festejaba al sol y se le acompañaba con música, cantos y bailes. Los muertos que iban al Omeyocan, después de cuatro años, volvían al mundo, convertidos en aves de plumas multicolores y hermosas.
Morir en la guerraera considerada como la mejor de las muertes por los mexicas. Para ellos, a diferencia de otras culturas, dentro de la muerte había un sentimiento de esperanza, pues ella ofrecía la posibilidad de acompañar al sol en su diario nacimiento y trascender convertido en pájaro.
El Mictlán, destinado a quienes morían de muerte natural. Este lugar era habitado por Mictlantecuhtli y Mictacacíhuatl, señor yseñora de la muerte. Era un sitio muy oscuro, sin ventanas, del que ya no era posible salir.
El camino para llegar al Mictlán era muy tortuoso y difícil, pues para llegar a él, las almas debían transitar por distintos lugares durante cuatro años. Luego de este tiempo, las almas llegaban al Chignahuamictlán, lugar donde descansaban o desaparecían las almas de los muertos. Para recorrer este...
tracking img