¿Influye el miedo a la muerte en nuestra tendencia a imaginar “algo” incorporal en nosotros?

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 7 (1645 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 11 de diciembre de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
¿Influye el miedo a la muerte en nuestra tendencia a imaginar “algo” incorporal en nosotros?

En este ensayo voy a intentar analizar si realmente el conocimiento humano de la muerta y el miedo hacia ella influyen de forma determinante a la hora de creer en el espíritu, alma o ese “algo” que no podemos determinar pero que creemos está ahí.
El humano desde sus comienzos en la historia ha sentidola necesidad de saber que perdurará a lo largo de los años y hasta el fin de los tiempos. La idea de que una vez llega la muerte ya no hay nada más, simplemente dejas de existir, hace caer sobre uno de golpe la realidad que no eres más que una “mota de polvo” en el suelo de la historia. El agobio de pensar que solo te quedan como máximo cuarenta, cincuenta o sesenta años hace que uno busque unarazón de ser o algo con lo que sea recordado.
En la mayoría de los libros sagrados en los que está escrita cada religión, la promesa de la resurrección o la continuación de la vida en otro lugar, es uno de los primeros párrafos. Sentimos la necesidad de saber que siempre viviremos, ya sea aquí, en el cielo o que resucitemos en un águila. El miedo a la muerte es permanente, y todas las accionesque lleva a cabo el humano son para eludirla o retrasarla lo máximo posible. Pero una vez nuestro cuerpo haya muerto, ¿Qué seremos? Entonces aparece la concepción de un algo que sobrevivirá al tiempo de forma infinita y que está a salvo de cualquier herida, enfermedad o guerra. El alma.
Uno de los filósofos que más habla sobre el alma es San Agustín que la compara en numerosas ocasiones con eltiempo. Suponiendo en ocasiones que el tiempo, en realidad, es una extensión del alma. Pero si el tiempo es parte del alma, y nosotros tenemos alma, entonces estar hechos de tiempo significa estar abocados a la muerte.
Nuestra parte corporal es la que nos ata la muerte, pero si hemos dicho que realmente el tiempo, según San Agustín, es parte del alma, y el tiempo es infinito, entonces nuestra alma esinfinita. Pero la pregunta de, si realmente el alma existe en un concepto científico, ¿Dónde están? O en el momento en que se acabe el tiempo, ¿Se destruirán todas las almas?
Otras ideas filosóficas dicen que, ese algo que no es corporal, que llamamos alma, también es atemporal. Marcel Conche dijo “La noción del alma como sustancia incorporal es fruto del miedo a la muerte, (como si de unaecuación se tratara) surge la idea de el hombre-sin-cuerpo = alma para intentar escapar a la muerte.” Por tanto el alma es parte de nosotros, vive nuestras alegrías y penas durante toda la vida mortal, pero pervive sin sufrir ni un rasguño hasta el infinito.
Desde la mitología griega existe la concepción del “algo” incorpóreo que seguía viviendo una vez la persona había muerto. Hasta tenía un Diospara salvaguardarlas, Hades, dios del inframundo, lugar donde iban a parar todas las almas. Lo que significa que ya existía el miedo a la muerte. Pero si no existiera la muerte no existirían los dioses, viviríamos en el ateísmo. Lo que quiere decir que tanto los dioses, como la religión, como el alma son productos de la existencia de la muerte.
La religión cristiana hoy en día promete un lugar alque ir a parar si eres buen cristiano y creyente, te proveen de una camino y un destino al que iras a parar una vez hayas muerto, eso sí, si sigues sus normas. En caso de que cometas los “pecados” que son prohibidos, entonces te esperan unas vacaciones pagadas en el infierno el resto de la eternidad. Siempre que se habla de alma, es referido a la eternidad, al infinito. ¿Por qué si no iban loscreyentes a asistir a misa todos los domingos? Porque temen que la muerte se ciña sobre ellos y no tengan un lugar donde continuar “viviendo” de alguna manera. Pero ni siquiera con la mayor garantía post mortem aseguran la vida después de la muerte, tan solo la eterna duración, que no es lo mismo que la vida como nosotros la concebimos.
Sin embargo la existencia del alma no es puramente religiosa....
tracking img