Ingeniero

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 3 (592 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 8 de junio de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
Aquel día, bien que no era fiesta, los dos chicuelos vestían el traje de los domingos. Se
encontraban sentados a la mesa con estudiada compostura, sin hacer gran caso de la
conversación de laspersonas grandes que ocupaban la testera. Pero a pesar de la ansiosa
distracción en que aquel espectáculo los mantenía, ni uno ni otro dejaba sentir sobre ellos,
como se siente el fuego de un rayo desol sobre el rostro, el reflejo autoritario de los ojos
paternos, que los requería a estar atentos a lo que hablaban sus mayores.
Más osado que el primogénito, el menor de los chicos extendió condisimulo una mano
hacia un canastillo de fresas, primicia de la estación, que, entrelazadas con flores, lo
fascinaban con su rosada frescura.
-Javier, no toques las frutillas, no hijito -le ordené,desde la opuesta extremidad, la voz de la
madre, con dulzura.
-Si vuelves a desmandarte, no irás esta tarde a la Cañada -amenazó la voz del padre, con
severidad.
Javier bajó la frente,fingiendo arrepentimiento, pero sus ojuelos pardos formulaban al
mismo tiempo la protesta muda de su altiva voluntad.
-Ya vez que Guillén está quieto -agregó la madre, para suavizar la aspereza de laconminación paternal.
Con el elogio de su madre, un vivo tinte de carmín coloreó el rostro del mayor de los niños.
El, más bien que su hermano, parecía el delincuente. La mirada de sus grandes ojosazules
daba a su fisonomía la seriedad casi tímida de los precoces soñadores.
Una voz de los grandes invocó indulgencia para Javier:
-Déjalo, María, que tome una frutilla. Hoy es día de regocijogeneral, y es preciso que todos
estén contentos.
-¿No ves mamá, lo que dice tío Miguel? -exclamó triunfante el niño.
-Cuando lleguemos a los postres -pronunció, con sentencia definitiva, el papá.
Elchico no se desconsoló con ese fallo inapelable.
Sabía que cuando estaban convidados don Miguel Topín y su mujer, doña Rosa, dos
personas plácidas, aquejadas de excesiva gordura, un ambiente de...
tracking img