Ingeniero

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 33 (8195 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 15 de febrero de 2012
Leer documento completo
Vista previa del texto
ENSAYO

LA UTOPIA CONTRA LA CRISIS O COMO DESPERTAR DE UN LARGO INSOMNIO* Martín Hopenhayn**
Los tiempos de crisis pueden ejercer efectos contradictorios sobre el hábito de imaginar utopías. Por un lado pueden inducir al embotamiento y a la renuncia respecto del futuro, con lo cual la invención utópica cesa o se desdibuja. Por el otro lado la crisis puede arrojar a sus víctimas a la búsquedade un horizonte de sentido que re-signifique el presente a fin de romper su entropía. Allí la utopía es crucial, y desarma la realidad para volver a componerla con la mediación de nuevas e inusitadas combinaciones. En ese ejercicio persiste la aspiración a ejercer fuerza normativa sobre las estrategias y prácticas políticas: una fuerza normativa que no alude a la efectividad de los medios, sino ala virtud de los fines y a la consistencia ética entre medios y fines. Pero en la actualidad la construcción utópica enfrenta un desafío difícil y necesario: ¿Cómo enfrentar la crisis de normatividad con utopías abiertas, pero no por ello indeterminada? ¿Cómo articular la construcción utópica con la práctica política a fin de que ésta vuelva a inscribirse en el universo de los sueños colectivospero sin que, por ello, clausure su horizonte de posibilidades? En síntesis: ¿Cómo construir utopías que constituyan una alteridad respecto de la crisis de nuestro tiempo, pero que no sean una alteridad inalterable, sino el resorte de una inventiva incesante?

* Versión corregida y aumentada del artículo del mismo autor intitulado "Construcción utópica y práctica política", Revista Comunidad, 60(abril 1987), 3-10. ** Master en Filosofía, Universidad de París. Investigador de ILPES, CEPAL.

322

ESTUDIOS PÚBLICOS

1. Crisis y Pensamiento Utópico

as visiones integradoras de la modernidad —y de la modernización— han estallado en múltiples estrategias de "bajo perfil", donde el sueño de la comunidad transformada y redimida ya no cuenta. El privilegio de la razón instrumental, no sóloen la era industrial, sino también en las nuevas ondas tecnológicas, sigue despojando a la técnica de valores o fines prefigurados colectivamente. La recomposición económica con el auge del capital financiero transnacional, el papel central del armamentismo en las economías nacionales, la crisis del Estado de Bienestar y la desmistificación total de los socialismos reales han dejado a lamodernidad huérfana de sueños de masas. Esas masas son cada vez menos pensadas como efervescentes, movilizadas, desafiantes. La docilitación cultural y el sesgo administrativo y pragmático de la política han creado una situación que podríamos definir como crisis de pensamiento utópico. En el caso de los países que marchan a la retaguardia del concierto económico global, la dificultad de soñar se ha vistoreforzada por el reciente insomnio de la deuda y de la crisis recesiva. Este es el caso de buena parte de los países de América Latina, en los cuales las tradicionales expectativas de mantener altas tasas de crecimiento y una distribución equitativa de la riqueza han sido arrasadas por escenarios financieros globales que le exigen a los países "adaptarse o morir". La adaptación consiste en aceptarsistemáticamente las políticas de ajuste sugeridas por el Fondo Monetario Internacional o el Banco Mundial, lo que implica caminos regresivos en la distribución de la riqueza, el deterioro drástico de la disponibilidad social de ingresos, una dependencia enferma respecto de los créditos externos y la endémica debilidad tecnológica que condena de por vida al subdesarrollo. Antes, la imagenpositiva de posguerra residía en que cada país se poblaba de sentido con proyectos colectivos o estilos de desarrollo fundados en reglas y metas claras. A ello se contrapone ahora la imagen tecnocrática de gobiernos que deben limitarse a administrar una crisis que no han elegido y que los determina desde la partida. Las viejas utopías, fueran desarrollistas o socialistas, agonizan bajo el peso de un...
tracking img