Ingles8

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 31 (7597 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 3 de junio de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
Somos un país empobrecido, no pobre
Por Manuel Mora y Araujo
Para LA NACION
Lunes 22 de abril de 2002 | Publicado en edición impresa

Caricatura Huadi
Hay dos visiones de la Argentina: la de un país básicamente pobre, donde el desafío para el gobernante es administrar la pobreza, y la de un país de clase media, entre cuyos muchos problemas uno es la pobreza creciente. Las dos visionesimplican orientaciones de la política pública muy distintas, cuando no directamente contrapuestas. Lo cierto es que la Argentina no es ni ha sido un país pobre, aunque se está empobreciendo de manera alarmante. Una de las causas de nuestro empobrecimiento es que desde hace medio siglo han predominado políticas basadas en la visión de que somos una sociedad pobre. Esas políticas disminuyen el potencialproductivo argentino y aumentan el número de personas en situación de pobreza.
De hecho, hasta la Segunda Guerra Mundial la Argentina era uno de los países más ricos del mundo. Tan rico era nuestro país, tan abundante la reserva de recursos disponibles que medio siglo de políticas tendientes a empobrecernos no han logrado todavía convertirnos en un país pobre. En los indicadores internacionalesde desarrollo humano, por ejemplo, la Argentina aún está calificada relativamente bien, para sorpresa de los que creen que estamos entre los rezagados del mundo, o aspiran a que así sea.
El empobrecimiento de la Argentina se inicia después de la Segunda Guerra Mundial. Las estadísticas internacionales demuestran que entre 1950 y 1990 la Argentina fue uno de los países con peor desempeño económicodel planeta; pocas naciones crecieron menos. Aún más notable, la Argentina tuvo una de las tasas de crecimiento del producto industrial más bajas del mundo, un hecho sólo constatable en unas pocas naciones africanas. (Es paradójico que una buena parte de nuestra dirigencia política esté convencida de que la Argentina se desindustrializó en la década del 90 y no en los cuarenta años anteriores).Durante ese medio siglo, la Argentina sufrió además otros problemas graves: tuvo la inflación más alta del mundo entero y un crecimiento del comercio externo de los más bajos. Además, sufrimos cruentas luchas internas e inestabilidad política crónica; nuestro tejido social estaba destruido (por efecto de la combinación de corporativismo y estatismo, que aniquilan las reservas de capital social, yno por las reformas económicas de los años 90, como también piensan muchos dirigentes). La sociedad no encontraba la fórmula para generar una gobernabilidad sustentable.
Origen de los males
No hay duda de que el modelo que nos empobreció fue la combinación de baja inversión, bajo crecimiento industrial, economía cerrada, inflación y falta de consenso social. De una manera u otra, más allá de susdistintas retóricas ideológicas, todas las coaliciones gobernantes contribuyeron a alimentar ese modelo a través de algunas de sus variables, cuando no de todas ellas a la vez.
El origen de estos males está en la visión de que somos una sociedad pobre, donde las prioridades deben consistir en paliar la pobreza y proteger a los sectores corporativizados en el Estado, los sindicatos y las empresas.En lugar de pensar en un modelo capaz de promover un crecimiento económico vigoroso con equidad distributiva, se ha pensado más bien en un modelo que promueve el distribucionismo controlado políticamente, lo que inhibe la inversión directa y desincentiva el espíritu emprendedor y la búsqueda de rentabilidad genuina a través del esfuerzo productivo.
Entre 1945 y 1955, el peronismo generó unaprofunda transformación social. No hay duda de que su saldo fue desafortunado en términos del crecimiento económico del país, pero a la vez promovió la redistribución de la riqueza y aceleró la movilidad social, que ya era una de las más altas del mundo. Crecieron a altas tasas la educación secundaria y la incorporación a la economía urbana de población rural o de baja calificación. En los hechos,...
tracking img