Inicios como sacerdote de don bosco

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 7 (1590 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 2 de diciembre de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
Introducción
El presente trabajo tiene como finalidad dar a conocer a Don Bosco desde sus inicios como Sacerdote: cuando empezó el seminario, el primer oratorio y todos los problemas que paso para encontrar un lugar donde poder crearlo, las obras que hizo, que soñó, como ayudo a los jóvenes pobres, de las calles o que salían de la cárcel, entre otras cosas.
También se mencionaran varias de lasexpediciones que encomendó y gracias a las cuales su gran obra ahora se extiende por 124 países de los 5 continentes del mundo.
Podremos ver que fue apreciado por muchas personas que lo consideraban un gran hombre providencial, dotado de extraordinario talento, un hombre de leyenda, que en sus obras se podía ver la mano de Dios, etc.

Inicios como Sacerdote
A los veinte años (en 1835) JuanBosco entró en el seminario, y 6 años después fue ordenado sacerdote. Se trasladó a Turín, donde con fervor se dedicó a su trabajo.
Don Bosco realizaba muchas visitas a las cárceles de la ciudad y viendo que muchos de los jóvenes de allí salían de aquel lugar, cumplida la condena, con el propósito firme de iniciar una vida mejor, pero que la mayoría recaía al no encontrar la ayuda necesaria,recapacita: “¿Quién sabe si estos muchachos, de encontrar un amigo que les ayudare, les enseñara y les formara cristianamente, no se verían libres de esta vida?”.
Estos jóvenes se encuentran solos, sin familia, durmiendo por la calle, en trabajos más remunerados y en situaciones de verdadera explotación infantil y juvenil. Adolescentes y jóvenes sin instrucción ninguna, obligados a trabajar todos losdías de la semana, en manos de patrones sin escrúpulos. La mayoría abandonaba la práctica religiosa, y muchos de ellos, obligados por la necesidad y a menudo por el hambre se veían empujados a robar.
Y es así como decide dedicar su vida al rescate de los jóvenes marginados, comenzó a reunir a los chicos y los instruía en diversos oficios, catequizándolos y amenizando los encuentros conprestidigitación, juegos de destreza, pequeñas obritas de teatro especialmente escritas para ellos, etc. Pronto sus alumnos crecerían en número, atraídos por la bondad del joven sacerdote y aprenderían a amar al Señor.
Uno de los encuentros que marca su futuro fue:
Cuando todavía llevaba pocas semanas en el Colegio Eclesiástico, el día de la fiesta de la Inmaculada de aquel año 1841, estaba revistiéndosecon los ornamentos litúrgicos para celebrar la misa en la iglesia de san Francisco, cuando el sacristán, viendo a un chico que por allí pasaba le invitó a que ayudara como monaguillo en aquella celebración. El muchacho se excusó porque no sabía ayudar a misa. Enfadado el sacristán lo echó fuera a patadas. Don Bosco, dolido por la escena, llamó al chico, que se llamaba Bartolomé Garelli, y leinvitó a que asistiera a la celebración. Acabada la misa, de nuevo en la sacristía, le preguntó si ya había hecho la primera comunión, si se había confesado alguna vez, si asistía a la catequesis. Llegado a este punto, el muchacho contestó: “Me gustaría pero no me atrevo, porque mis compañeros saben el catecismo y yo no, aunque soy mayor que ellos; me avergüenza ir”. “Si yo te enseñara catecismo aquí,¿vendrías?”, le preguntó de nuevo. “Con mucho gusto vendría, siempre y cuando no me vuelvan a pegar”. “Estate tranquilo –le replicó Don Bosco- nadie volverá a pegarte: serás mi amigo y estaremos tú y yo solos. ¿Quieres que empecemos ahora mismo la catequesis?”.
A este primer muchacho, se le unieron al domingo siguiente otros, y después otros.
Éste es el origen de la Obra de Don Bosco a favor de la juventud necesitada, que se llamará en aquella época el Oratorio de San Francisco de Sales. Juan Bosco no tenía lugar para el oratorio y fue agrupando a los chicos en cualquier terreno baldío de las afueras de Turín... Cada dominguera un problema por las protestas de los vecinos, que acudían a la policía.
Pero un día se le presento un enviado del Sr. Pirando, que le propuso la venta a buen...
tracking img