Inteligencia emocional

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 40 (9979 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 12 de marzo de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
1
La inteligencia emocional

«¿No te gustaría ser la persona que tu perro cree que eres?».
Richard Bandler

«Cuando yo era chico me encantaban los circos, y lo que más me gustaba de los circos eran los animales. También a mí como a otros, después me enteré, me llamaba la atención el elefante. Durante la función, la enorme bestia hacía despliegue de su tamaño, peso y fuerza descomunal,aunque después de su actuación, y hasta un rato antes de volver al escenario, el elefante quedaba sujeto sólo por una cadena que aprisionaba una de sus patas, atada a una pequeña estaca clavada en el suelo. Sin embargo, la estaca era sólo un minúsculo pedazo de madera apenas enterrado unos centímetros en la tierra. Y, aunque la cadena era gruesa y poderosa, me parecía obvio que ese animal, capaz dearrancar un árbol de cuajo con su propia fuerza, podría, con facilidad, arrancar la estaca y huir. El misterio es evidente: ¿Qué lo mantiene entonces? ¿Por qué no huye? Cuando tenía 5 o 6 años, yo todavía creía en la sabiduría de los grandes. Pregunté entonces a algún maestro, a algún padre, o a algún tío por el misterio del elefante. Alguno de ellos me explicó que el elefante no se escapaba porqueestaba amaestrado. Hice entonces la pregunta obvia: Si está amaestrado, ¿por qué lo encadenan? No recuerdo haber 29

recibido ninguna respuesta coherente. Con el tiempo me olvidé del misterio del elefante y la estaca... y sólo lo recordaba cuando me encontraba con otros que también se habían hecho la misma pregunta. Hace algunos años descubrí que por suerte para mí alguien había sido lo bastantesabio como para encontrar la respuesta:El elefante del circo no se escapa porque ha estado atado a una estaca parecida desde muy, muy pequeño. Cerré los ojos y me imaginé al pequeño recién nacido sujeto a la estaca. Estoy seguro de que en aquel momento el elefantito empujó, tiró, sudó, tratando de soltarse. Y a pesar de todo su esfuerzo, no pudo. La estaca era muy fuerte para él. Juraría que sedurmió agotado, y que al día siguiente volvió a probar, y también al otro y al que le seguía... Hasta que un día, un terrible día para su historia, el animal aceptó su impotencia y se resignó a su destino. Este elefante enorme y poderoso, que vemos en el circo, no se escapa porque cree −el pobre− que NO PUEDE. Él tiene registro y recuerdo de su impotencia, de aquella impotencia que sintió pocodespués de nacer. Y lo peor es que jamás se ha vuelto a cuestionar seriamente ese registro. Jamás... jamás... intentó poner a prueba su fuerza otra vez».

Este cuento de Jorge Bucay me recuerda cuántas veces pensamos que hay cosas que no podemos hacer porque un día lo intentamos y no pudimos. A veces, hablando con alguien sobre IE es fácil que te digan: «Yo no necesito eso. Yo ya soy inteligenteemocionalmente». ¡Qué habitual es escucharlo! En realidad, en la práctica, quien se atreve a expresarse así está demostrando justo lo contrario, ¿por qué? Porque quien está trabajando su IE no dice que ya lo ha conseguido, suele señalar que está en el proceso, puesto que es consciente de las dificultades que entraña hacerlo y que, en realidad, es una carrera de fondo, que puede durar toda una vida.En la década de los noventa, los psicólogos John Meyer y Peter Salovey definieron la IE como «la capacidad de controlar y regular los sentimientos de uno mismo y de los demás, y utilizarlos como guía del pensamiento y la acción». Estos autores destacaron la importancia de otro tipo de inteligencia diferente al coeficiente o cociente intelectual (CI) que nos medían en el colegio y que distinguía alos normales de los superdotados. Hoy sabemos que la inteligencia racional no es la única clave para el éxito del ser humano. De hecho, según Daniel Goleman, quien popularizó el
30

término en su libro Inteligencia emocional, el dichoso coeficiente sólo aporta un 20% de los factores de éxito en la persona, procediendo el otro 80% de otras cuestiones. Frente a esa inteligencia, que demuestra...
tracking img