Internet

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 13 (3204 palabras )
  • Descarga(s) : 24
  • Publicado : 1 de junio de 2008
Leer documento completo
Vista previa del texto
Internet y nuestra sociedad



Thierry Leterre



Hace algún tiempo, recibí el anuncio, por lo demás simpático, de un fórum sobre Internet. Entre otras, se planteaba la cuestión de saber si las nuevas tecnologías conducirían a una nueva élite o a una nueva ciudadanía. Invitado a convertirme en nuevo ciudadano o en nueva élite, tal vez a título subversivo, acogía con escepticismo laalternativa sobre la que se me invitaba, como a miles de personas, a pronunciarme: Pertenencia (ciudadanía) o selección (élite). Me parecía que los organizadores del fórum habían abierto un interrogante cuya legitimidad no habían definido previamente con la cautela adecuada. El planteamiento del problema se me antojaba incongruente.

Sin embargo, esta incongruencia resultaba llamativa. Al estar malplanteada, la pregunta revelaba los términos de cierto malentendido sobre la manera en que los franceses observan el desarrollo de las nuevas tecnologías. A su manera, la proposición del fórum resaltaba la urgencia de otra visión de las cosas, más ajustada a la realidad y a las posibilidades de las nuevas tecnologías de la información. Pero, en el transcurso de tal revisión, el debateélite/ciudadanía corría el riesgo de perder, pura y simplemente, todo su sentido.

Cuando se pregunta si eso que los franceses llaman ahora un internauta, es decir una persona que se vale de Internet, es miembro de una nueva ciudad electrónica, de la que sería ciudadano, o bien de una nueva élite, se supone una cosa: que ese usuario es un miembro, es decir, que se define respecto a una comunidad. Dicho deotra manera, el punto de partida es un holismo metodológico. Ese supuesto plantea un problema en sí mismo, pero discutirlo constituye ciertamente uno de los puntos fundamentales de la reflexión sobre las nuevas tecnologías de las que Internet forma parte. Sin embargo, tal vez no resulte completamente juicioso debatir este tema encerrándonos en el dilema de la pertenencia política (el ciudadano sedefine por sus derechos en tanto que miembro de una comunidad política) y de la selección (la élite). De esa manera limitaríamos considerablemente los modelos disponibles para analizar esta comunidad tan virtual como problemática.



El enlace, la aventura

Esa restricción no corresponde a la experiencia común de las nuevas tecnologías. El simple estudio del vocabulario propio de Internetofrece indicios de modelos muy diferentes de comprensión de ese fenómeno: el tema del surfer (es decir del usuario de Internet) o el del navegante (el programa más popular para transitar por Internet se llama navigator) (1) no sugieren ni pertenencia (al contrario, se resalta la movilidad) ni la selección (no se nos dice nada acerca de la calidad de ese surfer). Hablar de élite o de ciudadanía esdeformar el problema, fijando en categorías sociales y asignando a un lugar fijo la libertad de movimiento que constituye la riqueza de Internet.

Desde ese punto de vista, el tema de la red (o más bien el de la red de redes que conecta a las redes informáticas entre sí, según la definición misma de Internet) es engañoso. Su epistemología pone de relieve la cualidad lineal, fija, del enlace creadoentre dos puntos. Por otro lado, esta es, la forma en que funcionan las redes informáticas locales, internas de las empresas, que son un administrador, una especie de big brother del buen funcionamiento de la organización, que incluso puede tomar a distancia el control de una máquina. Pero lo que hace la especificidad de Internet es una descentralización radical que tiende a superar la inercia delenlace. Esta misma palabra, justamente, que pertenece a la terminología de Internet, es muy elocuente: significa, de manera reveladora, no una relación fija, sino el reenvío potencial hacia algún otro lado que el usuario puede, o no, solicitar, según le convenga. Por ejemplo, si nos conectamos a la página web de los estudiantes del Instituto de Estudios Políticos, nos encontraremos con una...
tracking img