Intervencionismo y anti intervencionismo en los medios argentinos

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 25 (6135 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 9 de septiembre de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
Introducción
La creencia seleccionada para nuestro análisis fue “El estado no debe intervenir en la economía”. Rastreamos, en principio, la aparición de la mencionada creencia en los dos diarios nacionales de mayor tirada, Clarín y La Nación. A partir de la reconstrucción de las cadenas significantes ligadas a nuestra creencia pudimos diferenciar básicamente dos posturas opuestas a las quedenominaremos intervencionista y anti-intervencionista. El núcleo del conflicto entre estas posiciones refiere justamente a definición del territorio de injerencia del estado. Las principales categorías teóricas de las que nos serviremos para nuestro análisis serán las categorías propuestas por Laclau y Mouffe en el capítulo 3 de Hegemonia y estrategia socialista. Tomaremos de ellos el concepto de“articulación” como “toda práctica que establece una relación tal entre elementos, que la identidad de éstos resulta modificada como resultado de esa práctica” 1 . Utilizaremos el concepto de formación discursiva que Laclau y Mouffe desarrollan a partir de la definición de Foucault como “regularidad en la dispersión”. Rechazaremos, también junto a Laclau y Mouffe, la diferenciación entre prácticasdiscursivas y no discursivas entendiendo que todo objeto se constituye como objeto del discurso. Tomaremos de Voloshinov el carácter multi-acentuado del signo, que estará ligado a la definición de las identidades sociales que intentaremos desarrollar en relación a la categoría de sujeto de Laclau. A partir de este marco conceptual intentaremos despegarnos de toda categoría de análisis que pueda sercatalogada de esencialista; principalmente, sostendremos que las categorías que configuran lo ideológico intentando sostener algún tipo de determinación en última instancia por parte de lo económico no se corroboran en los discursos analizados. En este sentido, pudimos observar que las posiciones dentro de las relaciones materiales de producción no determinan la adscripción a determinado discurso enfunción de los intereses de clase. En este punto el concepto de significante vacío propuesto por Laclau nos permitirá arrojar algo de luz sobre esta contradicción, a la que no se podría responder desde el esquema esencialista.

1

Laclau y Mouffe, Hegemonía y estrategia socialista, Buenos Aires, Fondo de Cultura Económica, 2004, p. 143.

Intervencionismo y anti-intervencionismo en La Nacióny Clarín
Como ya adelantara en el TD1, el material en el que hemos de rastrear nuestra creencia estará compuesto principalmente por los diarios La Nación y Clarín en el periodo posterior a la crisis de 2001, crisis desencadenada, en uno de sus aspectos fundamentales, por la intromisión del estado en la economía privada a través de la limitación del acceso al dinero de las cuentas privadas en loque se conoció como el “corralito” y más tarde el “corralón”, hasta la actualidad. Con este material podemos dar cuenta, básicamente, de dos posiciones en los distintos medios, uno a favor de la intervención del estado en la economía sostenida por Clarín y otra en contra de la intervención estatal sostenida por La Nación. Vale aclarar aquí que las posiciones no son puras, sino que corresponden másbien a posiciones más a favor y posiciones más en contra. En este sentido, lo que principalmente se trata de definir son los territorios de incumbencia del estado. A partir de estas posiciones, podemos encontrar en una entrevista de La Nación realizada al sociólogo Manuel Castells el 11 de marzo de 2001 una de las principales nociones que comienza a configurar el discurso de la posición opositoraa la intervención estatal. Podemos encontrar en ella la caracterización del mercado económico como un autómata. Castells sostendrá que “Los Estados-nación han perdido soberanía” 2 y que dichos estados “no pueden controlar los flujos financieros globales” 3 . El sociólogo catalán afirma que “El ciudadano del tercer milenio debería de ser responsable, tolerante, informado y autónomo. Y no debe...
tracking img