Introducción a la ética

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 32 (7851 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 5 de noviembre de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
INTRODUCCIÓN A LA ÉTICA |
UNIDAD UNO SEMINARIO DE ÉTICA |
|
LA INTRODUCCIÓN A LA ÉTICA ABARCA CONCEPTOS COMO MORAL, ÉTICA, EL OBJETO DE ESTUDIO DE LA ÉTICA, ASI COMO DE LOS VALORES ÉTICOS FUNDAMENTALES ENTRE ELLOS LA JUSTICIA, LA LIBERTAD, LA VERDAD Y LA RESPONSABILIDAD. |
|
ALUMNO: MARCO ANTONIO GARCIA CELAYACARRERA: ADMINISTRACIÓN T/A SEMESTRE: 5TO. MAESTRO : LIC.FRANCISCO MORENO C. |
03/09/2010 |
|

INSTITUTO TECNOLÓGICO DECHETUMAL
ITCH

1
Introducción a la ética.
1.1 Los seres humanos
Elegir es un proceso necesario en la vida humana, y es algo que hacemos desde que nacemos hasta que morimos, desde que el sol se levanta, hasta que anochece, y lo hacemos de manera más o menos consciente y de forma trascendente para nuestra vida. Cada elección que hacemos tiene un efectotransformador en nuestra persona, va conformándonos, va caracterizándonos, porque, como dice F. Savater, cada elegir es un elegirme, un elegirnos. El hombre, a través de su vida, va realizando actos, cuya repetición genera <<hábitos y comportamientos>> y determinan, además, sus <<actitudes>>, de manera tal que viviendo es como el ser humano se construye a sí mismo y forja sucarácter.
El carácter o personalidad moral es el resultado de los actos que uno a uno la persona ha elegido; lo que ha hecho por sí misma o por los demás. Y en esta capacidad de elegir y de valorar sus acciones entra en juego su concepto del bien o del mal. De ahí que cada elección implique, a su vez, un proceso de valoración, característica esencialmente humana, que se convierte en una obligaciónmoral, por cuanto es la razón la que nos guía frente a cualquier elección. Es imposible una vida moral sin una reflexión moral. No se puede obrar moralmente sin deliberación racional: hacerse cargo racionalmente de los motivos de nuestros actos, y ponderar los medios más practicables para lograr el fin que nos proponemos al actuar. Se trata pues del ejercicio de la eticidad, una exigencia propiamentehumana, en la que la reflexión sobre nuestras acciones presupone nuestra libertad, nuestra capacidad para elegir y tomar decisiones responsablemente. Por otra parte, el ser humano es un ser capaz de descubrir y dotar de sentido a las cosas, y al hacerlo poner en juego su libertad es un compromiso con su propia humanidad. ¿Qué otra cosa se le puede exigir al hombre sino es el de serlo a cabalidad?El ilustre naturalista barón Von Humboldt declaró una vez que: << […] >> el hombre debe aspirar a lo bueno y grande>>. En este sentido, y dada la racionalidad del ser humano, su libertad, su capacidad de dotar de sentido a las cosas y a su existencia, a su apertura a la naturaleza, y a su historia, etcétera, es lo que debe exigirse al hombre.

El rasgo característico delindividuo, de su convivencia con los otros y de la cultura humana en general, es la de desarrollarse en una dimensión ética basada en la moralidad; es decir, en el comportamiento práctico del hombre, que se expresa en juicios, actitudes y normas en su interacción social y cultural. Esta dimensión ética ha sido el punto central de la reflexión filosófica a lo largo del la historia y especialmente enciertos períodos o coyunturas de crisis de grandes cambios estructurales.

1.2 La ética y la moral
(…) a diferencia de otros seres, vivos o inanimados, los hombres podemos inventar y elegir en parte nuestra forma de vida. Podemos optar por lo que nos parece bueno, es decir, conveniente para nosotros, frente a lo que nos parece malo e inconveniente. Y como podemos inventar y elegir, podemos...
tracking img