Introducción a la filosofía // conceptos básicos para comenzar los estudios del pensamiento a lo largo de la historia

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 121 (30079 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 29 de noviembre de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
Introducción a la filosofía.
Las preguntas del filosofar.

0.1. Introducción a la introducción.

Con esta “Introducción a la Filosofía” nos proponemos alcanzar unos pocos objetivos. El primero de ellos consiste en ofrecer al lector un vocabulario básico de la filosofía, una especie de “primer diccionario”. Este vocabulario -no está de más aclararlo- es sólo una primera presentación de lossignificados básicos de la filosofía, puesto que deberá recibir luego, en las disciplinas propias -como la metafísica, la antropología y la ética-, mejores precisiones.

El segundo objetivo que nos proponemos consiste en considerar, a partir de este diccionario, la mutua relación que hay entre los conceptos, permitiendo así establecer jerarquías conceptuales dentro de una totalidad analógica.En otras palabras, el primer objetivo apunta a entender las palabras que usamos, en sí mismas consideradas, pero esta tarea no se puede realizar sin dibujar un mapa que, si bien es conceptual, apunta a reflejar lo real.

Hasta aquí la intención mínima, los objetivos básicos que esperamos alcanzar. Pero esta presentación de los conceptos y sus relaciones, lleva de suyo otra introducción. A travésde las palabras esperamos ingresar a la vida del pensar, esto es, a partir de considerar los matices de los significados y sus mutuas correspondencias, ir poco a poco adquiriendo el hábito del pensar filosófico.

Cuando comenzamos a conocer algo o a alguien siempre vamos de lo general a lo particular. Al llegar a una ciudad desconocida lo primero que hacemos es visitar los lugares típicos,desde los cuales nos hacemos una idea general de la ciudad. Poco a poco nos hacemos del lugar y ya dejamos las calles principales para ir encontrando otros barrios, menos transitados pero que forman también parte de esa ciudad. Lo mismo sucede con una persona. Al comienzo tenemos datos generales, datos que podríamos decir comunes, y luego accedemos, a través de la cotidianeidad, a aspectos máspersonales, muy íntimos. Del mismo modo tendremos que hacer con la filosofía.

Comencemos con una cita de William Shakespeare. En su obra Hamlet dice “hay más cosas en el cielo y en la tierra de lo que sueña tu filosofía”. Tres ideas queremos destacar en este texto:

En primer lugar, ¿qué puede querer significar el término cielo? ¿Qué puede querer significar la palabra tierra?
En la expresióncielo y tierra podemos ver la distinción de dos ámbitos, de dos mundos. Por un lado las cosas celestiales, trascendentes, espirituales. Por otro, las cosas terrenales, la materia, lo visible.

La filosofía se encuentra ubicada entre esos dos mundos, entre un mundo espiritual y uno terrenal, entre un mundo que no se ve y un mundo que se ve. Así entonces, el cielo es lo transcendente, lo queestá más allá del acá, en el tiempo y en el espacio y, por lo tanto se eleva sobre la vida terrena; en cambio la tierra tiene que ver con la vida cotidiana, con lo temporal y espacial, tierra significa aquello que tenemos delante.

Por lo tanto la filosofía parece abarcar todo lo real, lo que está aquí frente a mí y lo que está allí, fuera del tiempo y del espacio: lo que está separado. Entonces sila filosofía abarca todo lo real, su saber versa sobre todo lo que se puede saber. De este modo la filosofía se nos presenta como sabiduría. Pero ¿se puede exigir esta equivalencia? ¿Puede la filosofía ser “todo el saber”?

En realidad la filosofía no tiene su lugar ni en el cielo ni en la tierra, su lugar propio está en el horizonte. Ésta es una de sus notas propias: la filosofía no perteneceni al ámbito ni puramente espiritual, ni al ámbito puramente material. La filosofía está en esa delgadísima línea que divide, pero que no está en ningún lado. Hace posible el encuentro del cielo y de la tierra, de lo allende y de lo aquende, pero como horizonte es siempre inalcanzable, intangible.

Siguiendo una inspiración platónica podemos decir que la filosofía es un demonio, el cual,...
tracking img