Introducción a la historia. marc bloch

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 9 (2062 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 7 de noviembre de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
Marc Bloch. Introducción a la historia. México, Fondo de Cultura Económica, 1982.
(“La observación histórica” y “La crítica”, pp. 52-134
Marc Bloch. Introducción a la historia. México, Fondo de Cultura Económica, 1982.
(“La observación histórica” y “La crítica”, pp. 52-134

El segundo y tercer capítulo de Introducción a la historia, nos habla (2º capítulo) sobre los testimonios, laimportancia que tienen para los historiadores e investigadores, nos ayuda a saber cuales son los que nos dan una información fidedigna y los que son dudosos; y el tercer capítulo nos habla sobre la crítica de los testimonios, según Bloch hay dos tipos de críticas: la crítica que justifica el testimonio, es decir, lo valida; y la crítica que descredita. Uno de las grandes labores del historiador es tratarde reconstruir los hechos del pasado para poder estudiarlos e interpretarlos, pero el historiador a la vez se halla en la imposibilidad absoluta de comprobar por sí mismo los hechos que estudia, y una forma de poder hablar de las épocas antiguas que nos precedieron es recurrir a los testimonios. En una palabra, como dice Bloch, “en contraste con el conocimiento del presente, el conocimiento delpasado será necesariamente indirecto”. El autor pone un ejemplo, el jefe de un ejército acaba de obtener una victoria e inmediatamente trata de escribir el relato de ella, al encontrarse en una situación privilegiada, es decir, presenció el combate, el mismo lo dirigió y lo planeó, se puede decir que será capaz de redactar con detalle lo sucedido, pero esto es imposible ya que se olvidan las cosasmuy rápidamente, entonces se verá en la necesidad de remitir se al informe de sus tenientes, esto hará que sea un testimonio más completo. Toda información sobre cosas vistas está hecha en buena parte de cosas vistas por otro. El investigador del presente no goza en esta cuestión de mayores privilegios que el historiador del pasado.

Los historiadores e investigadores del pasado, pensaban quepodrían escribir toda la historia en volúmenes enormes, que con la ayuda de tres o cuatro generaciones se lograría y después de esto la disciplina de historia desaparecería, pero es obviamente ridículo, se seguirá escribiendo y hablando sobre hechos históricos por siempre, ya que para algunos historiadores hay algún acontecimiento del pasado que es más relevante que otro. Es que ellos pensabanante todo en una historia de hechos, episodios; quiero decir en una historia que, con razón o sin ella, concede una extremada importancia al hecho de volver a registrar con exactitud los actos, las palabras o las actitudes de algunos personajes que se hayan agrupados en una escena de duración relativamente corta, en la que se juntan, como en la tragedia clásica, todas las fuerzas críticas delmomento: jornada revolucionaria, combate, entrevista diplomática.
Uno de los problemas más grandes al interpretar testimonios es ¿cómo comprender una fe, una creencia, ideal o religión, que no compartimos sino por lo que se nos diga? Una forma de solucionarlo, sería el de encontrar alguien que simpatice con dicho pensamiento y que nos lo explicara de una forma que entendiéramos, pero ahí se perderíael propósito de interpretarlo a nuestra manera, porque cada persona percibe de una manera diferente. Bloch respondiendo a la pregunta anterior dice: “El simple razonamiento que excluye toda posibilidad de una explicación diferente y nos permite pasar del objeto verdaderamente comprobado al hecho de que este objeto aporta la prueba no exige la interposición de otro observador”. Si los teóricos másconocidos de nuestros métodos no hubieran manifestado una indiferencia tan sorprendente y soberbia por las técnicas propias de la arqueología, si no hubieran estado obsesos en el orden documental por el relato y en el orden de los hechos por el acontecimiento, sin duda habrían sido más cautos y no habrían condenado al historiador a una observación eternamente dependiente. La inducción podrá...
tracking img