Introduccion a la bioetica: fundamentación y principios

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 44 (10936 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 4 de noviembre de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
CAPITULO UNO

INTRODUCCION A LA BIOETICA: FUNDAMENTACIÓN Y PRINCIPIOS Agustín GARCIA BANDERAS y Edmundo ESTEVEZ M. El sentido del deber es la base de la moral Laurent-Michel Vacher, 2002 EL ORIGEN DE LAS TEORIAS ETICAS1 La antigüedad: Aristóteles y la moral teleológica del bien. La moral en armonía con la filosofía, busca los medios necesarios para la consecución de un fin, que es la felicidadhumana. Su Ética a Nicómaco recomienda mantenerse en el “justo medio” entre dos extremos. Las tres virtudes mayores son la prudencia (entre la temeridad y la cobardía), la templanza (entre la intemperancia y la insensibilidad) y la justicia (entre el egoísmo y el olvido de uno mismo). Esta ética se fundamenta en una finalidad normativa exterior al hombre. El bien nos conduce a la felicidad y éstanuevamente al bien. La norma moral es exterior al hombre: heteronomía. El hombre como parte de la naturaleza.- El mundo griego es la cuna de la medicina y filosofía. Para el mundo griego y latino, el hombre es parte de la Naturaleza (del Universo). Surge la concepción heteronómica del hombre. “Conócete a ti mismo” (Sócrates)2. Aristóteles (384-322 a. C.). Las obras principales de Aristóteles sobreética son1: Ética a Eudeme, Ética a Nicómaco y la Magna Moral, una recopilación de filosofía moral escrita posteriormente por sus discípulos. Consideró a la ética como una rama de la ciencia política o social, es decir, una ciencia práctica basada en el sentido común necesario para alcanzar la felicidad bajo ciertos hábitos o modos constantes de obrar que son las virtudes. Para él, como para sumaestro Platón, la comunidad social o política es el

1 La ética (ciencia de la moral) es una técnica, una ciencia y un arte, está en todo y se preocupa de todo. La ética se constituye en cuanto ciencia, como análisis del lenguaje ético (lógica de la ética). La moral es consustancial al ser humano, es su segunda piel. “Yo soy yo y mis circunstancias” (Ortega). La Ética ha sido entendida, a lolargo de toda su historia, hasta los tiempos presentes, como ética normativa, es decir como disciplina filosófica que nos dice, en el orden de los principios – no en el de los actos o el comportamiento singulares, de cada uno de nosotros, lo que es misión de la prudencia o, si se admite, de la casuística - , lo que es bueno y lo que es malo, en general, como comportamiento; o, dicho de otro modo, loque hemos de hacer y lo que debemos dejar de hacer (Aranguren, JL., 1994).

1

CAPITULO UNO

medio necesario de la moral. El hombre no puede realizar una vida moral como no sea miembro de la polis3. Epicuro (347-270 a. C.) Después de Aristóteles, la vida política de Grecia sufre un profundo cambio; la antigua democracia da paso a los grandes imperios romano y helenístico. La ética deEpicuro es subsidiaria de la física. Discípulo de Demócrito (padre del atomismo). Todos sus conocimientos parten de la sensación, y los de carácter ético surgirán de las sensaciones concretas del placer y del dolor (hedonismo, eudemonismo y ataraxia)2. El cristianismo: El pensamiento cristiano toma relevo a la filosofía griega (siglo IV) y se inscribe en el mismo cuadro de pensamiento heteronómico, conla diferencia fundamental de que el exterior al hombre ya no será la Naturaleza, sino Dios, y que el hombre “creado a imagen de Dios” es una persona. Se introduce en Occidente, la idea de hombre, en el sentido contemporáneo de un sujeto único, singular, libre y consciente. El dogma de la Encarnación y de la Trinidad. El cristianismo es una religión y no una filosofía que establece una visiónfundamentalmente heteronómica del hombre y de una moral deontológica (lo que debe ser) definida por principios cerrados, absolutos, universales e intemporales. San Agustín (354-430). Concibe una iluminación según la cual las ideas y razones eternas se irradian desde Dios sobre el espíritu del hombre. No basta sin embargo, conocer, sino que es preciso querer el orden divino para subordinar a él todos...
tracking img