Introduccion a la etica profesional del abogado

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 32 (7820 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 31 de enero de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
JOSÉ CAMPILLO SÁINZ

INTRODUCCIÓN

A

LA ÉTICA PROFESIONAL

DEL

ABOGADO

Segunda edición

EDITORIAL PORRÚA, S. A.
AV. REPÚBLICA ARGENTINA, 15
MÉXICO, 1996



CÁTEDRA MAGISTRAL

DE ÉTICA PROFESIONAL


Sr. Dr. Máximo Carvajal Contreras,
Director de la Facultad de Derecho,
Distinguidos Maestros,
Señoras y Señores.En una conferencia sobre la Dignidad del Aboga¬do que tuve el honor de sustentar hace cuatro años en esta Facultad, me permití proponer que se im¬partiera en ella la cátedra de Ética Profesional. Esta proposición ahora se convierte en realidad. Felicito muy cordialmente a los señores Directores de esta Escuela, Dres. José R. Dávalos y Máximo Carvajal Contreras, así como a todos los órganosuniversitarios que concurrieron para hacer posible que se tomara esta decisión. Agradezco, además, muy cumplidamente al señor Dr. Máximo Carva¬jal la inmerecida distinción que me ha dispensado al invitarme para pronunciar esta conferencia inaugural.

Creo que la enseñanza de esta materia va a completar la formación profesional de los egresados de nuestra Escuela y que, al culminar nues¬trosPlanes de estudio con una revisión de los valores espirituales y de las reglas morales que. inspiran y rigen el ejercicio de nuestra profesión, estamos añadiendo brillo y prestigio a ésta para nosotros tan querida y, por tantos motivos, tan ilustre Fa¬cultad de Derecho.

No ignoro que quizás uno de los motivos por los que se había venido difiriendo la implantación de este curso, que en otrasescuelas de Derecho se imparte con el nombre de De ontología Jurídica, fue el de que se pensó que los principios de la éti¬ca profesional se explican o están implícitos en la enseñanza de las distintas asignaturas que integran el plan de estudios de nuestra carrera; pero la ver¬dad es que esta enseñanza, fragmentaria y no sis-tematizada, no puede sustituir a un curso en que de manera orgánica ysistemática, con unidad de propósito, de intención y de método, se expliquen los principios y las normas morales que deben re¬gir nuestra actividad profesional. Sostener lo con¬trario equivaldría a afirmar que no debe haber cursos de Lógica porque al estudiar las diversas ramas de la ciencia se aplican los principios de la Lógica.

El licenciado en Derecho se mueve en un mun¬do de relaciones ysignificaciones morales. Habi¬tualmente todo asunto en que interviene, implica una determinación moral. Trata con la prepoten¬cia, la ambición, las pasiones, los instintos y las debilidades de la naturaleza humana. Por eso se dice que bajo el puente de nuestra profesión pa¬san todas las miserias del mundo.

El jurista, igual como abogado que defiende una causa, que como juez que dicta unasentencia, tiene como primera tarea la de determinar la jus¬ticia o la injusticia de la causa de que se trata. Lo primero que se pregunta al conocer un asunto es si la causa es justa y si, a nuestro juicio, es así, tra¬taremos, después, de encontrar los fundamentos de Derecho. Ciertamente el razonamiento jurídico es un silogismo; pero serán la conciencia moral y nuestro sentido de la justicia, losque pongan las premisas de ese silogismo.

ÉTICA Y MORAL

Ética y moral tienen una misma raíz etimológica, ethos y mos, moris, costumbres; pero no se refieren al estudio del mero fenómeno fáctico, o sea, de las costumbres tal como son, sino a las normas que de ellas se derivan y a las costumbres como deben ser. Hay quienes no distinguen entre unay otra y hay quienes pensamos que la ética es una rama de la filosofía que estudia los primeros principios y las últimas causas de la moral positiva y que la rela¬ción entre ambas sería equiparable, según señala García Maynez, a la que existe entre la estética como el estudio de la teoría de lo bello y las diver¬sas manifestaciones del arte.

Las reglas de la moral positiva, ciertamente...
tracking img