Introduccion a la etica profesional

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 13 (3120 palabras )
  • Descarga(s) : 6
  • Publicado : 17 de julio de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
Lea el Capitulo II y III del texto INTRODUCCION A LA ETICA PROFESIONAL de Tarragó y Galdona y responda la siguiente guía en no menos de 7 páginas:

1. Analice la realidad con un breve sondeo de las siguientes cuestiones:
a) Como se podría formar y desarrollar la conciencia moral verdadera y cierta de un profesional?
La conciencia moral verdadera y cierta de un profesional se forma a travesde la educación. De hecho, la conciencia moral necesita de una permanente educación por parte de la persona para evitar que se estanque y retroceda, o en términos positivos, para que pueda dar respuesta adecuada a la situación de progresiva madurez de la persona.
Es preciso entender la conciencia moral como la facultad, como la capacidad a través de la cual el hombre puede llegar a conocer lo quees bueno y lo que es malo. Se trata, pues, de un juicio del entendimiento o razón que nos permite reconocer el valor moral de un acto concreto que pensamos realizar, estamos realizando o hemos realizado.
La ética está al servicio de la madurez y de la sinceridad de la conciencia humana. Mejor dicho, debe comprometerse constantemente a la formación de la misma: debe ser como fermento de laeducación en la reflexión, de tal forma que los hombres aprendan a tomar sus decisiones y a valorarlas rectamente. Igual que se educa la inteligencia con el fin de que el hombre progrese en su capacidad de razonamiento, se puede y debe educarse la conciencia moral.
Algunos medios para la educación de la conciencia verdadera pueden ser los siguientes:
1) El cumplimiento fiel de los deberes de cadadía. "¿Qué cosa es el deber? -se pregunta Hegel.- Es realizar el Derecho y cuidar del bienestar, el propio bienestar particular y el bienestar como determinación universal, el bienestar de los otros.
2) Trazar un plan de vida como base para la tarea formativa.
3) Una adecuada distribución del día.
4) Práctica del examen general de conciencia. "Hermosa costumbre la de hacer cada día un examen detodas nuestras acciones -señala Séneca-.
5) Lectura cuidadosa de buenos moralistas y vidas ejemplares. "Tener así -dice A. D. Sertillanges- en los momentos de depresión intelectual o espiritual autores favoritos, páginas reconfortantes, tenerlos cerca de uno, siempre listos para inyectar su buena savia, constituye un recurso inmenso".
6) Sacrificio (renuncia) y ejercicio de la voluntad. Al hombrele precisa mantener viva la facultad del esfuerzo voluntario, sujetándola, diariamente, a un poco de ejercicio desinteresado. Esta clase de ejercicio es excelente para robustecer el carácter y templar la voluntad.
7) Respetar la naturaleza. Como enseña Baden Powell: "El hombre que ha crecido entre las grandes obras de la naturaleza cultiva la verdad, la independencia y la confianza en sí mismo,tiene impulsos de generosidad y de lealtad para sus amigos".
8) El trato de personas de buen criterio moral. La conversación o diálogo con un interlocutor visible (o invisible) también contribuye a la sana formación de la conciencia para una correcta vida moral. Es muy duro llevar el pecado y la culpabilidad en nuestra alma. El pecado no es una fantasía. No puede haber paz duradera o felicidad enla vida de un individuo al que siempre acompaña un pecado. Ningún hombre es lo bastante fuerte para borrar de su vida el penoso recuerdo y el aguijón de sus malas acciones u obras.
En resumen, consideramos hombre de conciencia moral verdadera: al que ha desarrollado el sentido de responsabilidad en relación con el prójimo y la familia, en la vida profesional, en las cuestiones sociales yciviles. Es decir, la persona, cuya conciencia es sensible y delicada, ha comprendido que no puede ser verdaderamente ella misma, si no ha logrado ser vigilante, abierta y disponible a los demás.

b) Que dificultades favorecen la formación de la conciencia moral profesional viciosa? Por qué?
La conciencia moral viciosa es la que juzga en desacuerdo con la ley moral, estimando como buena una acción...
tracking img