Investigación acción participativa: propuesta para un ejercicio activo de la ciudadanía

INVESTIGACIÓN ACCIÓN PARTICIPATIVA:
PROPUESTA PARA UN EJERCICIO ACTIVO DE LA CIUDADANÍA

ÍNDICE Presentación 1. Cómo se abordan habitualmente las necesidades sociales 2. Líneas básicas de la Investigación Acción Participativa (IAP) 3. Introducción de la IAP en España. Diversas orientaciones 4. El sujeto de la IAP como “sujeto en proceso” 5. Los fines y objetivos de la IAP 6. Técnicas yprocedimientos para impulsar la IAP 7. Evaluación permanente y participativa

Colectivo Ioé: Carlos Pereda, Miguel Ángel de Prada y Walter Actis C/ Luna, 11-1º dcha. 28004 Madrid ioe@nodo50.org www.nodo50.org/ioe Junio 2003

PRESENTACIÓN
Los programas de política social y servicios sociales tratan de salir al paso de aquellas carencias y problemas que se presentan como más urgentes: personas que notienen cubiertas las necesidades básicas (comida, techo o abrigo), niños y ancianos desprotegidos, familias sin recursos económicos, sectores con problemas de exclusión (jóvenes, mujeres, etc.), minorías discriminadas, etc. Estas problemáticas se imponen en la práctica como evidentes y ante ellas se adoptan respuestas que pretenden paliarlas o solventarlas. A partir de aquí, todo se plantea entérminos de necesidades y recursos de acuerdo a la siguiente argumentación: "las necesidades son muchas y los recursos escasos; dejemos ya de hablar y actuemos". Este planteamiento -que pone el acento en la acción y elude la reflexión- tiene, en nuestra opinión, tres puntos ciegos: 1) pensar que las orientaciones generales de los programas que se realizan son obvias e incuestionables, cuando lascomplejas problemáticas de la sociedad admiten múltiples formas de intervención; 2) adoptar el esquema asistentes/asistidos, con el peligro de convertir a estos últimos en permanentes destinatarios pasivos de los programas; y 3) poner como finalidad de la acción "la" integración social de los marginados, sin tener en cuenta que hay muchas formas de integración y que sería conveniente optarconscientemente entre ellas. Explayaremos estas limitaciones en el apartado 1. Unir la reflexión a la acción en los programas de política social y dar cabida en ellos a los propios "necesitados", como principales protagonistas, puede ser un camino para superar estos puntos ciegos. Como se ha demostrado en la práctica, tal actitud se convierte en motor de un proceso transformador capaz de movilizar losrecursos y la capacidad de pensar y actuar -sin recortes previos- de las personas afectadas por las diversas formas de exclusión. La Investigación Acción Participativa (IAP), aplicada al trabajo social y al desarrollo comunitario, responde a este "replanteamiento" de la política social. La IAP no es una técnica que se pueda incorporar en el programa, sino un enfoque o estrategia general de intervenciónque se puede plasmar en muchas prácticas concretas que dependerán de la creatividad de los protagonistas y de las circunstancias presentes en cada caso. En el presente capítulo, tras señalar las líneas básicas de la IAP, tal como nosotros la entendemos (apdo. 2), aludiremos a su introducción y principales tendencias en España (3) y saldremos al paso de diversas cuestiones prácticas que plantea suaplicación (4-7).

1. CÓMO SE ABORDAN HABITUALMENTE LAS NECESIDADES SOCIALES
Toda la moderna política social y más concretamente el área de servicios sociales encuentra su legitimación convencional en la siguiente formulación: ante la evidencia de que en nuestras sociedades existen grupos y capas sociales cuyas necesidades no son adecuadamente cubiertas por la propia dinámica social (demercado), se requiere una 1 aportación de recursos por parte de instituciones específicas (estatales o privadas ). La
1

Ver, por ejemplo LAS HERAS, P. y CORTAJERENA, E., Introducción al bienestar social, Siglo XXI, Madrid, 1985, págs. 28-31; y CASADO, D., Introducción a los servicios sociales, Ed. Popular, Madrid, 1995, 2

función de los profesionales y de los voluntarios del trabajo social...
tracking img