Irena sencler

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 5 (1062 palabras )
  • Descarga(s) : 4
  • Publicado : 26 de mayo de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
Irena Sendler

La madre
de los niños del Holocausto

Irena Sendler seguía siendo una heroína desconocida fuera de Polonia
y apenas reconocida en su país por algunos historiadores,
ya que los años de oscurantismo comunista
habían borrado su hazaña de los libros oficiales de historia.

Además ella nunca contó a nadie
nada de su vida durante aquellos años.
muy pocas referenciassobre Irena.
Sólo había un dato sorprendente:
había salvado la vida de 2,500 niños.
tras buscar el lugar de la tumba de Irena,
descubrieron que no existía dicha tumba, porque ella aún vivía,
…y de hecho todavía vive…

Hoy es una anciana de 97 años
que reside en un asilo del centro de Varsovia,
en una habitación donde nunca faltan ramos de flores
y tarjetas de agradecimientoprocedentes del mundo entero.
Cuando Alemania invadió el país en 1939,
Irena era enfermera en el Departamento de Bienestar Social de Varsovia,
el cual  manejaba los comedores comunitarios de la ciudad.
En 1942 los nazis crearon un ghetto en Varsovia. Irena, horrorizada por las condiciones en que se vivía allí, se unió al Consejo para la Ayuda de Judíos.

Consiguió identificaciones de la oficinasanitaria, una de cuyas tareas era la lucha contra las enfermedades contagiosas.

Como los alemanes invasores tenían miedo de una posible epidemia de tifus, permitían que los polacos controlaran el recinto.
Pronto se puso en contacto con familias a las que les ofreció llevar a sus hijos
fuera del ghetto…
Pero no les podía dar garantías de éxito.

Era un momento horroroso, debía convencer alos padres de que le entregaran sus hijos, y  ellos le preguntaban:
"Puedes prometerme que mi niño vivirá…?"

…pero qué podía alguien prometer cuándo ni siquiera se sabía si lograrían salir del ghetto?
Lo único cierto
era que los niños morirían
si permanecían en él.
Las madres y las abuelas no querían desprenderse de sus hijos y nietos. Irena las entendía perfectamente, pues ella mismaera madre, y sabía perfectamente que, de todo el proceso que ella llevaba a cabo con los niños, el momento más duro era el de la separación.

Algunas veces, cuando Irena o sus chicas volvían a visitar a las familias para intentar hacerlas cambiar de opinión, se encontraban con que todos habían sido llevados al tren que los conduciría a los campos de la muerte._
Cada vez que le ocurría algoasí, luchaba con más fuerza por salvar a más niños.
Comenzó a sacarlos en ambulancias como víctimas de tifus,
pero pronto se valió de todo lo que estaba a su alcance
para esconderlos y sacarlos de allí:
cestos de basura, cajas de herramientas,
cargamentos de mercaderías,
sacos de patatas, ataúdes...
en sus manos cualquier elemento
se transformaba en una vía de escape._
Logró reclutaral menos una persona
de cada uno de los diez centros del Departamento de Bienestar Social.

Con su ayuda, elaboró cientos
de documentos falsos con firmas falsificadas
dándole identidades temporarias a los niños judíos.
Irena vivía los tiempos de la guerra
pensando en los tiempos de la paz.

Por eso no le bastaba solamente mantener a esos niños con vida.
Quería que un día pudieranrecuperar sus verdaderos nombres,
su identidad, sus historias personales, sus familias.

Entonces ideó un archivo en el que registraba
los nombres de los niños y sus nuevas identidades.

Anotaba los datos en pequeños trozos de papel
y los guardaba dentro de botes de conserva
que luego enterraba bajo un manzano en el jardín de su vecino.

Allí aguardó, sin que nadie lo sospechase,el pasado de 2,500 niños…
hasta que los nazis se marcharon.
Pero un día los nazis supieron de sus actividades.

El 20 de octubre de 1943, Irena Sendler fue detenida por la Gestapo
y llevada a la prisión de Pawiak donde fue brutalmente torturada.

En un colchón de paja de su celda,
encontró una estampa ajada de Jesucristo.
La conservó como el resultado de un azar milagroso
en...
tracking img