Issicha puytu

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 15 (3545 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 31 de mayo de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
lssicha Puytu
 
En un ayllu había una mujer hermosa, muy hermosa, cuya belleza deslumbraba. Su nombre era lssicha Puytu. Llegó su turno de la mita, del servicio en la casa del Señor de la región, del Curaca. Fue a cumplir su turno, y no volvió. El curaca la hizo quedar, no quiso soltarla; le dijo:
-Vivirás conmigo.
-Bien —dijo ella. Y se quedó en la casa del señor. Vivió con él.
El curacamandó que le quitaran toda la ropa a su nueva amante, a lssicha Puytu. La hizo vestir con la ropa de las matronas, de las principales. Ella tenía trenzas. Y sus trenzas las mandó peinar como se peina la cabellera de las soberanas. Con grandes prendedores de plata le hizo adornar la cabeza; extremó su amor el curaca en estas cosas. La hizo vestir con ropas de finísimo hilado, la hizo calzar desandalias. Toda ella la adornó y vistió como a las señoras principales. En las llikllas, en las mantas que debían cubrirle la espalda, mandó tejer palomas. Todas sus vestiduras estaban tejidas con franjas anchas en que se había retratado a las flores de la tierra. Así la cargó de adornos como a una planta florecida, y la transformó.
De este modo vivían y pasaba el tiempo. Ella no se ocupaba de nada, suseñor no la hacía trabajar. Pasaban el día entregados a la diversión y el juego, encerrados en el dormitorio. Comían juntos. El la tenía en sus brazos, sobre sus rodillas, mientras comían.
El señor tenía muchos criados jóvenes. Todos odiaban a Issicha Puytu y hablaban mal de ella, a escondidas. Y cuando la servían y le llevaban las comidas refunfuñaban.
Al señor no le importaba eso, ni nada.Pero la gente del pueblo sabía, y ellos también murmuraban. Pero tampoco eso importaba al curaca, ni temía el juicio del pueblo.
                Día y noche estaba con ella, con su amada. Con ella comía, con ella dormía con ella esperaba el anochecer. lssicha Puytu sabía tocar una quena, hecha de hueso humano —esas quenas se tocan bajo un cántaro alargado. Ella tocaba intensa y bellamente la quena.Y por eso se llamaba lssicha Puytu. El curaca le compró una quena y un cántaro. Ella pone las manos dentro del cántaro y toca la quena. Él canta. Es el curaca quien canta.
Así vivían todos los días. Mientras tanto, los padres de ella la esperaban. Y como pasaba el tiempo y no volvía, la madre dijo a los hermanos de lssicha Puytu:
                ¿Dónde estará mi hija? ¿Qué será de ella? No havuelto desde que fue a cumplir su turno. O es que la han retenido para que sirva en la mita para siempre. Id a preguntar por vuestra hermana.
Luego prepararon un fiambre abundante y enviaron a dos de los hermanos hacia el pueblo. Llegaron ambos a la casa del señor y preguntaron a los jóvenes sirvientes. Uno de los hermanos dijo:
-Issicha Puytu, mi hermana, vino a cumplir su turno en la mita. Y noha vuelto. ¿Qué es lo que hace en la casa del señor?
Los jóvenes le contestaron:
-Tu hermana es ahora la Señora (Wayru). Se ha tornado en la Matrona.
-Decidle que han venido sus hermanos a averiguar de ella.
Los sirvientes entraron a la casa a cumplir el encargo. Dijeron a la señora:
-lssicha Puytu, han venido tus hermanos a preguntar por ti.
— ¿Quién puede ser mi hermano? —contestó ella.-Allí están en la puerta tus dos hermanos. Dicen que han venido por orden de tus padres.
lssicha Puytu contestó:
-Yo no tengo padre ni madre.
—Pues, mira, mira allí.
Pero ella no quiso mirar. Muy tranquila, sentada sobre el lecho del curaca, tocaba su quena, hacía gemir al instrumento. Nada más.
Los jóvenes sirvientes volvieron donde los hermanos y les dijeron:
-Dice ella que no sois sushermanos. Dice que no reconocer tener padre ni madre. No quiere salir. Ha dicho de vosotros: i  Qué ricos en excremento (aka kkhapakkhkunachá) son los que quieren reconocerme por hermanos?”.
Sin embargo, los hermanos esperaron afuera, sentados, conversando con la servidumbre.
-Ella está con el Señor, vive con él —dijeron los sirvientes. Y les contaron la historia de lssicha Puytu. Todo lo que...
tracking img