Ivanhoe

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 7 (1742 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 11 de abril de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
“Ivanhoe”
Walter Scott
Nuestro libro de Ivanhoe, comienza su interesante historia en una muy buena descripción de la parte arbolada de West Riding de Yorkshire con dos figuras humanas. De estos dos hombres, el más grande de edad, de aspecto un poco desagradable vestía una especie de chaqueta ajustada hecha de piel, pero era tanto el desgaste que ya no se sabía a qué animal perteneció. El otrohombre era unos 10 años más joven, con vestimenta similar, pero de mejor clase y mejor elaborada que la de su compañero. Sus nombres eran Gurth y Wamba respectivamente. Gurth es un porquero y Wamba un bufón. Platicaban de temas diversos que si explicara con detalle me tomaría algo de espacio.
Entonces un grupo de caballeros de cómo 10 individuos los encontró. Dos de ellos eran de importancia, unoera un eclesiástico de alto rango, con gran corpulencia, facciones agradables y con fina ropa. El otro era un hombre alto con figura atlética, y como el eclesiástico con ropa fina en la que solo variaba la armadura que llevaba y la espada. Este pequeño grupo de caballeros preguntaron el camino a Rotherwood donde se han de encontrar con Cedric el sajón de Rotherwood. Gurth explica el camino.
Enel camino hacia Rotherwood los caballeros discuten sobre quién podrá tener algo con la damisela de Rotherwood y hacen una apuesta. Son atrapados por la noche, con poca vista del camino se encuentran a un hombre peregrino de Tierra Santa que los guía a Rotherwood.
Entrando al castillo de Rotherwood, Cedric da la bienvenida a el prior Ayman (el eclesiástico) y a Brian de Bois-Gilbert (el templario)y los invita a cenar. Ya en la cena ambos normandos cambiaron de apariencia, con ropas finas y joyería lujosa. En ese instante llegaron Gurth y Wamba, como se esperaba Cedric los regaño y Wamba pudo excusarse y a Gurth de su demora.
Lady Rowena llego a la meza central donde estaba la cena. Era de estatura aventajada, era blanca con facciones de nobleza. Ojos azules y dulzura que era expresada porsu fisonomía natural. A dicha presencia de la dama, el templario le dijo al prior, que se declaraba perdedor de la apuesta que mencione antes.
De pronto el encargado de la puerta apareció y dijo que un forastero buscaba un lugar donde dormir. Resulto ser un judío con nombre de Isaac de York.
Era tiempo de dormir, todos fueron asignados a sus habitaciones, todos durmieron, menos el peregrino,que solo se recostó, sin dormir. En la madrugada, el peregrino entro en la habitación del judío, le fue a avisar al judío que el templario ordeno a sus hombres que al amanecer y al momento de su partida, atraparan al judío para encarcelarlo. Después de huir tanto el peregrino y el judío, antes de llegar a Sheffield, como agradecimiento el judío le da información al peregrino para que pueda conseguirarmadura y un caballo de combate para que pueda participar en el torneo que será en dos días. El judío se despide, le da concejo al peregrino y cabalga para entrar a Sheffield por otro camino.

¡Llego el día del torneo! El ambiente era expresivo, como una final de futbol. Por supuesto todo evento deportivo tiene un favorito para la victoria, este era el templario Brian. Esto fue hasta que unnuevo concursante llego, montado sobre su caballo negro saludo al príncipe Juan y a las damas con gracia, un carisma que pocos tienen. Se gano la atención de el publico debido a su simpatía y nobleza, su destreza para cabalgar. Se dirigió hacia Brian, y exclamo un reto sobre él. Brian sorprendido acepto el reto tomando precauciones que no había tomado con los demás concursantes, cambio de caballo,lanza y escudo. El retador cuyo nombre era el Desdichado llego a poner a Brian en un estado de irritación y duda.
Estaba lista, ambos jinetes en posición, ¡carguen! Y ambos jinetes se dirigieron hacia el otro con lanza al frente y escudo, PLACK! Se escucho, me imagino que ha de ser como un choque de carros. Todos en silencio y ambos jinetes en su caballo. Se armaron de nuevo. ¡Carguen! Y de...
tracking img