Ivor goodson

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 17 (4129 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 7 de enero de 2012
Leer documento completo
Vista previa del texto
ENTREVISTA

Ivor Goodson
Recuperar el poder docente

Silvina Cousté.

Llegó a la escuela con fama de chico problemático, pero un maestro confió en él. Este detalle biográfico ha marcado de forma significativa la trayectoria intelectual y profesional de Ivor Goodson. Desde su potente denuncia de los currículos segregadores, lanza una clara advertencia: se avecinan cambios, y sólo unprofesionalismo docente más flexible y con mayor competencia social podrá afrontarlos.
44 | CUADERNOS DE PEDAGOGÍA Nº 295

Fernando Hernández*
entrevista, Ivor Goodson
Podríamos iniciar esta conversación repasando algunos de los momentos importantes de su biografía. Supongo que el período más importante de mi vida, como para mucha gente, es cuando empiezas a comprender dónde estás, dónde teencuentras. Mi padre era un obrero, mi madre trabajaba en una fábrica y vivíamos en una zona de clase trabajadora en el sur de Inglaterra. No había libros en casa y mi padre tenía una tradición oral, contaba muchas historias pero no leía ni escribía, así que no fui a la escuela hasta los siete años. Cuando llegué, era uno

de los pocos chicos que no podía leer. Me di cuenta de que los profesores meveían como alguien diferente al resto de alumnos. Primero porque no podía leer, y segundo porque provenía de una clase trabajadora, lo que parece ser que el profesorado, por tradición, asocia con tener problemas. Así que desde el principio fui considerado un chico problemático y aprendí a leer a los ocho años. Después de este inicio, ¿cómo prosiguió su trayectoria? Más tarde viví la que quizás ha sidola peor experiencia de mi vida. Fue a los diez años, cuando tuve que hacer los exámenes que decidían si te quedabas en la escuela secundaria (modern secondary school) del pueblo, a la que irían todos mis amigos, o si acudiría a una

ENTREVISTA
escuela secundaria selectiva (grammar school) fuera del pueblo en el caso de superar los exámenes. Yo los aprobé, así que tuve que pasar por la terribleexperiencia de tener que vestirme con un uniforme azul, un sombrero azul con una borla amarilla, y montar en bici para ir a otro lugar con unos chicos desconocidos. ¿Cómo reaccionó ante esta forma de desclasamiento? Caer en la cuenta de que me estaba alejando de casa no me gustó nada. Estaba muy triste. Nunca llevaba el uniforme y me lo solía poner cuando llegaba a la escuela. Tenía claro quevolvería al pueblo, y que no iba a estar en la escuela secundaria selectiva más tiempo del necesario. Así que cuando tuve quince años y suspendí mis exámenes ordinarios (de final de la secundaria obligatoria) entré a trabajar en una fábrica de patatas chips con todos mis amigos. Me pareció el final de la historia: trabajaría como mi padre. ¿Qué le hizo cambiar? Supongo que fue por el instintocrítico, pero un día que estaba en la fábrica tomando mi comida durante el descanso de media hora —trabajaba desde las siete de la mañana hasta las siete de la tarde— cruzó la puerta un profesor de la escuela secundaria. Recuerdo que estaba bebiendo mi taza de café y pensé “¿Qué estará haciendo aquí?”. Se acercó y se sentó a mi lado y me dijo: - Ivor, ¿me recuerdas? - Sí, claro —le dije—, era mi profesorde Historia. - Bueno, ¿y qué, cómo te lo pasas en la vida del trabajo en la fábrica? Y maldecí tener que decir: “Terrible, es terrible”. - ¿Por qué no vuelves a la escuela si es tan terrible? —me preguntó. Y yo, que era muy tozudo y no quería admitirlo dije: “Bueno, me lo pensaré”. Y se lo pensó. Cuando llegué a casa y le dije a mis padres que quizás volvería a la escuela por un año mi padre dijo:“Bueno, tienes el dinero suficiente para volver durante un año si eso es lo que quieres”. Le dije que lo quería probar, que la fábrica no me gustaba. Así que volví a la escuela y trabajé mucho con este profesor, que me enseñó Geografía y Economía, y pasé algunos exámenes y luego continué. Después, dos años más tarde, el mismo profesor me dijo: “¿Por qué no vas a la universidad?”. Recuerdo que...
tracking img