Jean-jacques rousseau “discurso sobre el origen y los fundamentos de la desigualdad entre los hombres”

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 15 (3592 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 8 de mayo de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
Jean-Jacques Rousseau

“Discurso sobre el origen y los fundamentos de la desigualdad entre los hombres”

PRIMERA PARTE

Rousseau concibe dos desigualdades en la especie humana:
1. desigualdad natura o física. Es establecida por la naturaleza, consiste en la diferencia de edad, de salud, de fuerzas corporales y de cualidades del espíritu o del alma.
2. desigualdad moral o política.Depende de una suerte de convención y porque es establecida o autorizada por el consentimiento de los hombres. Consiste en los diferentes privilegios que algunos gozan en perjuicio de los otros, como ser mas ricos, mas reverenciados, mas poderosos que ellos e incluso de hacerse obedecer por ellos.

Rousseau entiende al hombre, “salido de la naturaleza” como un animal, por sobretodo el masventajosamente organizado. El cual fácilmente puede satisfacer sus necesidades básicas en un entorno natural. Fácilmente y quizás copiando el método de algunos animales el hombre garantiza fácilmente su subsistencia.
Los problemas a los cuales esta sometido el hombre al vivir en la naturaleza, el rigor de las estaciones, la fatiga, la amenaza constante, etc., hace que estos formen un temperamentorobusto y casi inalterable. Los niños adquieren todo el vigor de que es capaz la especie humana. La naturaleza vuelve fuertes y robustos a los que están bien constituidos y hace perecer a todos los demás, difiriendo en esto de nuestra sociedad donde el estado, al volver los hijos onerosos a los padres, los mata indistintamente antes de nacer.

En el Estado de Naturaleza, todo marcha de una manerauniforme y la faz de la tierra no esta sujeta a cambos bruscos y continuos que provocan en ellas pasiones y la inconstancia de los pueblos reunidos.

La desigualdad extrema en al manera en que vivimos, el exceso de ocio en algunos y el exceso de trabajo en otros, la facilidad de irritar y satisface nuestros apetitos y nuestra sensualidad (…) he aquí las funestas garantías de que la mayor parte denuestros males son nuestra propia obra y que los hubiéramos evitado casi todos conservando la manera de vivir simple, uniforme y solitaria que nos prescribía la naturaleza.

Al volverse el hombre sociable y esclavo, se vuelve débil, temeroso, rastrero, y su manera de vivir blanda y afeminada acaba por enervar ala vez su fuerza y su valor.

Al constituir, en el hombre salvaje, la propiaconservación su único cuidado, sus facultades ejercitadas deben ser aquellas que tienen por objetivo principal el ataque y la defensa.

El hombre al igual que la bestia es una maquina forjada por la naturaleza, la diferencia es que la bestia elije o rechaza por instinto y l hombre por acto de libertad.
La naturaleza manda a todo animal y este obedece, el hombre, a diferencia, se siente libre de obedecero de resistir.

Otro rasgo distintivo entre el hombre y el animal es la facultad de perfeccionarse. Seria triste para nosotros tener que admitir que esta facultad distintiva y casi ilimitada es el origen de todas las desgracias del hombre. Que es la que lo saca de esa condición originaria en la cual trascurría días tranquilos e inocentes.
El hombre salvaje librado por la naturaleza al soloinstinto, comenzara entonces por las funciones puramente animales: percibir y sentir será su primer estado.

El entendimiento humano le debe mucho a las pasiones, que también le deben mucho a este.
Las pasiones se originan de nuestras necesidades y su progreso en nuestros conocimientos. El hombre salvaje tan solo experimentas las pasiones que le dicta el impulso de la naturaleza. Sus deseos nosuperan sus necesidades físicas (critica al derecho natural a la propiedad de Locke)

Todo parece alejar del hombre salvaje la tentación y los medios de dejar de serlo. Sus módicas necesidades se encuentran tan fácilmente a su alcance, y esta tan lejos del grado de conocimientos necesarios para desear adquirir mayores, que no puede tener previsión ni curiosidad. No tiene el espíritu de asombrarse...
tracking img