“Jean piaget – psicología de la inteligencia”

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 36 (8965 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 14 de diciembre de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
“Jean Piaget – Psicología de la inteligencia”
Primera parte
La naturaleza de la inteligencia.
 
Capítulo 1. Inteligencia y adaptación biológica.
Toda explicación psicológica termina tarde o temprano por apoyarse en la biología o en la lógica. -Para unos, los fenómenos mentales no se hacen inteligibles si no se los relaciona con el organismo. Este criterio se impone, cuando se trata de lasfunciones elementales, de las que la inteligencia depende en sus primeros movimientos.- La segunda tendencia considera irreductibles las relaciones lógicas y matemáticas, y vincula al análisis de las mismas el de las funciones superiores. La cuestión que se plantea consiste en saber si la lógica puede legítimamente explicar a su vez algo de la experiencia psicológica como tal.
La lógica formal, ologística, constituye simplemente la axiomática de los estados de equilibrio del pensamiento, y la ciencia real que corresponde a esta axiomática no es otra que la psicología misma del pensamiento. Distribuidas así las tareas, la psicología de la inteligencia debe seguir teniendo en cuenta los descubrimientos logísticos para poder plantearse los problemas.
 
Situación de la inteligencia en laorganización mental.
Toda conducta se presenta como una adaptación o como una readaptación.
El individuo no actúa sino cuando experimenta una necesidad, cuando el equilibrio se halla momentáneamente roto entre le medio y el organismo: que la acción tiende a restablecer. Una "conducta" constituye un caso particular de intercambio entre el mundo exterior y el sujeto; pero contrariamente a losintercambios fisiológicos, las
"conductas" que estudia la psicología son de orden funcional y operan a distancias cada vez mayores en el espacio y en el tiempo, y siguen trayectorias cada vez más complejas.
La conducta supone dos aspectos esenciales y estrechamente interdependientes: uno afectivo, otro cognoscitivo.
Mucho se ha discutido acerca de las relaciones entre la afectividad y el conocimiento.Según P. Janet, hay que distinguir la "acción primaria" (reacción entre el sujeto y el objeto) y la "acción secundaria" (reacción del sujeto frente a su propia acción). Esta reacción, que constituye los sentimientos elementales, consiste en regulaciones de la acción primaria y asegura el fluir de las energías interiores disponibles.
Pero junto a estas regulaciones nos parece necesario reservarun lugar a las que reglan su finalidad o sus valores que caracterizan un intercambio energético o económico con el medio exterior.
Según Claparède, los sentimientos asignan un objetivo a la conducta, en tanto que la inteligencia se limita a proporcionar los medios. Pero existe una comprensión de los objetivos como de los medios, la que incluso modifica incesantemente la finalidad de la acción. Enla medida en que el sentimiento dirige la conducta atribuyendo un valor a sus fines, en tanto que el conocimiento le imprime una estructura. De ahí la solución propuesta por la psicología llamada de la Forma: la conducta supone un "campo total" que abarca al sujeto con los objetos, en tanto que su estructuración se halla asegurada por las percepciones, la motricidad y la inteligencia.
Todos lossentimientos consisten, sea en regulaciones de las energías internas o en acomodaciones de los intercambios de energía con el exterior. La misma voluntad debe concebirse como un juego de operaciones afectivas, energéticas, referidas a valores superiores, a los que hacen susceptibles de reversibilidad y de conservación, paralelamente al sistema de las operaciones lógicas en relación con losconceptos.
Pero si toda conducta implica así una energética o una "economía" que constituye su aspecto afectivo, los intercambios que provoca con el medio comportan igualmente una forma o una estructura determinante de los diversos circuitos que se establecen entre el sujeto y los objetos. Es en esta estructuración de la conducta donde reside su aspecto cognoscitivo. Una percepción, un aprendizaje...
tracking img