Jesus, señor, mi señor

5.-JESUS, SEÑOR, MI SEÑOR

Objetivo del tema: Proclamar a Jesús, Señor del universo y Señor de cada área de la vida.

A.-Jesús-Señor

Jesús, al tercer día de su ignominiosa muerte en la cruz, fue resucitado por el Poder de Díos, y sentado a su diestra.
¡Jesús está vivo!, gritaba la Iglesia primitiva. ¡Jesús está vivo!, era la Buena Nueva que anunciaban las comunidades cristianas.¡Jesús está vivo!, es el centro de la vida de la Iglesia.
Dios no permitió que su Hijo experimentara la corrupción, al contrario, le exaltó y le glorificó.

- Le dio el Nombre que está sobre todo nombre: Flp 2,9.
- Le concedió todo poder en el cielo y en la tierra: Mt 28,18.
- Lo llenó de su Santo Espíritu: Hech 2, 33.
- Lo constituyó Señor y Mesías: Hech 2, 36.

Laresurrección, exaltación y glorificación de Jesús es el culmen de su obra salvífica. Si Cristo no hubiera resucitado vana sería nuestra fe. Si Cristo no hubiera sido glorificado vana sería nuestra predicación y nuestra esperanza.
Sin duda que el culmen de la glorificación es la recepción del Espíritu Santo. El gran premio que el Padre le concedió a su Hijo en su exaltación fue una nueva y más abundanteefusión de su Santo Espíritu:

Exaltado por la diestra del Padre
ha recibido el Espíritu Santo prometido:
Hech 2,33.

Si durante su vida terrena siempre estuvo recibiendo Espíritu Santo, por su gloriosa exaltación lo recibió de una manera infinita.
Y, con la recepción del Santo Espíritu, se le concedió la más alta investidura de poder en el cielo y en la tierra: Fue constituido SEÑOR:Sepa con certeza toda la casa de Israel
que Dios ha constituido Señor y Cristo a este Jesús...:
Hech 2,36.

SEÑOR. El título de Señor lo ha constituido como dueño absoluto de todo el universo: del pasado, del presente y del futuro. Hombres, animales y toda la creación le están sometidos. Vencedor de la Muerte y del Maligno. Cielo, mar y tierra están bajo su poder. Juez de vivos ymuertos: Hech 10,42; el Salvador: Hech 13,23; el Jefe que lleva a la Vida: Hech 3,15; el Mesías anunciado por los profetas: Hech 3,18.
Por otro lado, el título del Señor (Kyrios), que en el Antiguo Testamento era reservado exclusivamente para Dios, al ser aplicado a Jesús, afirma de una manera muy eminente su carácter divino. ¡Jesús es El Señor!

B.-Jesús-mi Señor

Pero el dominio de Jesússobre todo el universo debe extenderse de una manera especial y concreta sobre aquellos que creen en su Nombre; sobre cada uno de nosotros.
Jesús es El Señor, pero debe llegar a ser efectivamente mi Señor, mi Rey. Esto es, quien decida en todas las áreas de mi vida, y quien gobierne toda mi existencia. El, quien dirija todos los deseos y apetitos, el que tome todas las decisiones de la vida:las grandes y las pequeñas.

Si confiesas con tu boca que Jesús es Señor y crees en tu corazón que Dios lo resucitó de entre los muertos serás salvo:
Rom 10,9.

Se trata de proclamar el Señorío de Jesús en todas las áreas de nuestra vida. Esto de ninguna manera anula nuestra personalidad o capacidad de decisión. Todo lo contrario. Se trata de hacer precisamente la decisión fundamental deque en adelante, sea Jesús quien tome todas las decisiones de la vida.
Ahora bien, el Señorío de Jesús es total o no es Señorío. O Jesús es Señor cien por ciento o no lo es. El no acepta el cincuenta por ciento de nosotros, ni el ochenta ni el noventa. Ni siquiera el noventa y nueve por ciento.
Para que Jesús sea Señor se le tienen que rendir todas las áreas y aspectos de la vida. Hay queabrirle todos los rincones de nuestro corazón y permitirle que al entrar en ellos, los inunde con su luz.
Jesús no pide mucho. Jesús lo pide todo. El no se contenta con formar parte o ser un aspecto de nuestra vida. El quiere ser el centro único de nuestra existencia. O todo o nada. O frío, o caliente, pero no tibio. A los tibios los vomita de su boca: Ap 3,15-16.
El no admite ser sólo...
tracking img