Jesus y el adulterio

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 4 (895 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 29 de agosto de 2012
Leer documento completo
Vista previa del texto
JESUS Y EL ADULTERIO
MATEO 5:27-30

INTRODUCCIÓN: Humanamente es imposible que como hombres podamos luchar contra este gigante llamado adulterio, ya que no se rendirá fácilmente y para ellodebemos saber primero que para derrotarlo debemos usar las estrategias que Dios ha establecido, ya que de otra manera usted caerá derrotado una y otra vez.

I. TODO PECADO COMIENZA EN EL CORAZON.
En laantigüedad los judíos estaban acostumbrados a separarse de sus esposas si algo no les gustaba de ella o si simplemente mantenían una actitud machista, y querían deshacerse de ella. Cualquier excusaera aceptable ante los jueces establecidos en ese tiempo. Pero como eran de saber, Dios siempre conoce el corazón, y es hecho de que las personas no podían discernir las intenciones del corazón delhombre y en ese tiempo era mas valida la palabra del hombre, contra la mujer. Si algún hombre le gustaba otra mujer, inventar cualquier excusa para separarse de su esposa y entonces quedaba libre decasarse con quien quisiera.
Algo parecido al día de hoy en nuestra sociedad, cada día se ataca y ridiculiza el matrimonio, inclusive mencionan artistas famosos que llevan más de 5 divorcios y que sonfelices, y que hay mujeres que pueden ser felices con ellos. Pero imagínese si ya han roto mas de una vez con alguien entonces no podemos pensar que la culpa es de su pareja. Por otros lado cada díatratan de simplificar el papeleo para que nadie sufra tanto al divorciarse e inclusive, en la televisión tratan de presentar parejas que se llevan bien como personas “civilizadas” y que hasta puedenllegar a ser amigos después de divorciarse, pero tal cosa es lo mas absurdo que se pueda oír. Por muy civilizados que seamos, tendríamos que ser personas sin sentimientos para no experimentar dolor,coraje o repudio después de un divorcio.
Jesús pone de manifiesto lo que ocurre en el corazón del hombre diciendo:
“Pero yo os digo que cualquiera que mira a una mujer para codiciarla, ya adulteró...
tracking img