Jesus

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 5 (1160 palabras )
  • Descarga(s) : 4
  • Publicado : 15 de julio de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
EL ANCIANO

Había una vez un anciano que pasaba los días sentado junto a un pozo a la entrada del pueblo. Un día, un joven se le acercó y le preguntó:
- Yo nunca he venido por estos lugares, ¿cómo son los habitantes de esta ciudad?
El anciano le respondió con otra pregunta:
- ¿Cómo eran los habitantes de la ciudad de la que vienes?
- Egoístas y malvados, por eso me he sentido contento dehaber salido de allí.
- "Así son los habitantes de esta ciudad", le respondió el anciano.
Un poco después, otro joven se acercó al anciano y le hizo la misma pregunta:
- Voy llegando a este lugar, ¿cómo son los habitantes de esta ciudad?
El anciano, de nuevo, le contestó con la misma pregunta:
- ¿Cómo eran los habitantes de la ciudad de donde vienes?
- Eran buenos, generosos, hospitalarios,honestos, trabajadores. Tenía tantos amigos que me ha costado mucho separarme de ellos...
- "También los habitantes de esta ciudad son así", respondió el anciano.

Un hombre que había llevado a sus animales a tomar agua al pozo y que había escuchado la conversación, en cuanto el joven se alejó le dijo al anciano:
- ¿Cómo puedes dar dos respuestas completamente diferentes a la misma preguntapuesta por dos personas?
- "Mira -le respondió- Cada uno lleva el universo en su corazón.
Quien no ha encontrado nada bueno en su pasado, tampoco lo encontrará aquí".
"En cambio, aquel que tenía amigos en su ciudad, encontrará también aquí amigos leales y fieles. Porque las personas son lo que encuentran en si mismas, encuentran siempre lo que esperan encontrar
EL LAPIZ
En numerosas ocasiones unhombre había oido hablar de las excelencias de la madera de Sándalo y sobre todo de su maravilloso y sutil aroma que ésta despide. Tenía tanta curiosidad de saber de ella que se convirtio en un encendido deseo de conocerla. Pero donde él vivía no existia esta clase de madera, así que pensó que seria buena idea excribir a sus amigos en distintas partes del mundo y pedirle que le enviasen un trozode la madera en cuestión, pensando que alguno la consiguiera y se la pudiera enviar.

Escribió cartas a todos sus amigos que le venian a la memoria suplicando por favor le enviaran un pedazo de la madera de Sándalo. Estuvo esperando días y días hasta que un día escribiendo una de estas cartas se quedó pensativo mordisqueando el lápiz con el que había escrito buen número de ellas. De pronto, unsutil aroma se coló por su nariz. ¡Que explendio perfume! Lleno de alegría, descubrió que el lápiz que le servia para pedir el Sándalo estaba hecho precisamente de esta madera.

Aveces anciamos lo que no tenemos, pero no sabemos apreciar lo que está a nuestro alcance.

Busco un corazón

Busco un corazón,
pero no un corazón cualquiera.
Tiene que ser uno compatible
con la dureza de lostiempos
en los que vivimos,
para poder soportar las pruebas...

Busco un corazón fuerte,
pero lo suficientemente blando
como para percibir
el dolor de la gente
y sensibilizarme ante ellos...

Busco un corazón
con un ritmo que sea ligero
pero controlado al mismo tiempo,
para que me ayude a tener paciencia
ante las cosas que me parecen injustas,
pero que yo no puedo cambiar...

Busco uncorazón estable;
que me dé la seguridad que necesito
para enfrentar mi destino
y saber que todo tiene su lugar
y su tiempo;
que nada ocurre por casualidad...

Busco un corazón
que simplemente ame,
porque el Amor
es la Clave de todo:
del principio y del fin,
de parar o seguir,
de vivir o morir...

EL VERDADERO AMOR
ELEL ELVE | |
Un hombrede cierta edad vino a la clínica donde trabajo para hacerse curar una herida en la mano. Tenía bastante prisa, y mientras se la curaba le pregunté qué era eso tan urgente que tenía que hacer. Me dijo que tenía que ir a una residencia de ancianos para desayunar con su mujer que vivía allí.
Me contó que llevaba algún tiempo en ese lugar y que tenía un Alzheimer muy avanzado. Mientras acababa de...
tracking img