Joahjohga

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 2 (268 palabras )
  • Descarga(s) : 7
  • Publicado : 29 de julio de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
motocicleta.
Ese mismo día desapareció sobre la selva del Guaviare la avioneta en que se transportaba Camilo
Rivera González, un veterano traficante de cocaína entreBolivia y Leticia. Su hermano, Vicente
Wilson, también desapareció. Fue localizado seis meses más tarde en Panamá, país en el que se
había nacionalizado.
Todos eran empleadosdel Cartel de Medellín.
El 17 de noviembre fue baleado el coronel Jaime Ramírez Gómez, testigo clave en el asesinato del
ministro de Justicia Rodrigo Lara, y quien desdecuatro meses antes sabía, por un oficial infiltrado en
la organización del narcotraficante Pablo Escobar, que también lo iban a asesinar.
Exactamente un mes más tarde lasbalas impunes de los sicarios arrebataron la vida al valiente
director de El Espectador y formidable maestro, Don Guillermo Cano Isaza, mi jefe.
Los tres, Rodrigo Lara, JaimeRamírez y Don Guillermo, tenían un punto en común: la vida la
entendieron siempre como una lucha, y desde la trinchera que les fijó el destino, denunciaron con
nombrepropio, a delincuentes como Escobar, Guttnan y los Rivera. Pero su valentía, derivada del
compromiso vital que se habían dado, parece no haber sido medido por la misma sociedadpor la cual
se sacrificaron: querían advertirle a sus hombres de bien, que los narcotraficantes hablan decidido
comprar el país.
Colombia, hoy enfrentada a una"multípolarización" de fuerzas violentas, presencia, inerme, cómo los
narcotraficantes se han arrogado la administración de justicia, que aplican con sus propios jueces y
ejecutan suspropios sicarios, en lo que han dado en denominar con altisonancia guerrillera sus
"operaciones militares".
Fuerzas políticas independientes han visto diezmar sus dirigentes,
tracking img