José carlos mariátegui y el arte surrealista

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 17 (4049 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 11 de noviembre de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
Introducción

La presente monografía trata sobre el Amauta José Carlos Mariátegui y su apoyo a la difusión y desarrollo de movimientos artísticos en el Perú de la década de 1920, a saber, del movimiento indigenista y del surrealista.

Mariátegui apoyó a estos movimientos artísticos porque, el primero, reivindicaba al indígena como actor social y sujeto de derecho, y le daba el protagonismo enla revolución socialista que el Amauta creía se avecinaba; en tanto que apoya al surrealismo porque lo consideraba un arte revolucionario, que rompía con la tradición burguesa y, muy importante, porque sus miembros principales estaban adheridos al Partido Comunista y propugnaban la liberación del ser humano mediante, a parte de otros elementos, el comunismo.

En la primer parte, como marcohistórico y teórico, tenemos una explicación de la naturaleza del marxismo de Mariátegui, al cual, por estar arraigado en la realidad nacional, lo hemos denominado “marxismo peruano José Carlos Mariátegui”, y también el papel de los indígenas en el planteamiento del Amauta.

En la segunda parte tenemos a Mariátegui y su posición con respecto al indigenismo en el campo del arte (área que es la denuestro interés); el apoyo que brindó Mariátegui a la difusión del indigenismo estuvo presente en los artículos sobre el tema en sus diversas publicaciones, pero no solo en los elaborados por él, sino también en los elaborados por colaboradores de la revista Amauta.

En la tercera parte tratamos sobre el apoyo que le brindó Mariátegui al surrealismo en diversos artículos de sus publicaciones, sobrelas esperanzas que tenía en este arte por considerarlo revolucionario.

1) Marxismo peruano de Mariátegui

El marxismo de Mariátegui se ubica dentro de lo que Gouldner denomina como la tradición del marxismo crítico, el cual es un tipo de marxismo que no se siente necesariamente contrapuesto al hecho religioso y que incluye dentro de sus fuentes a muchas de las tradiciones milenaristas yutópicas del movimiento obrero y de la cultura popular inglesa del siglo XIX. Se trata de un marxismo voluntarista e historicista que se asume como ideología y pasión.
Es el tipo de marxismo que cobra auge en Europa en los años veinte, cuando Mariátegui estuvo allí por dos años en Italia, Austria y Alemania, y es justamente en este último donde se quiso amalgamar el marxismo con el cristianismo o latradición judía, estableciéndose un diálogo entre materialismo histórico y el hecho religioso.
Mariátegui interrogó al marxismo desde una tradición popular, particularmente fuerte, conformada por la religión y la religiosidad en el Perú, relaciones importantes para él por su capacidad de aglutinar multitudes y movilizarlas a un proyecto en común; esas masas muy bien podrían concretarse en funciónde otros objetivos y metas. Es desde esta permanente preocupación religiosa que él hará una lectura particular del marxismo, dándole importancia al mito, a la creencia y al sentimiento que mueven a la acción y que alberga a la esperanza de un futuro distinto.

Para Mariátegui el verdadero problema del marxismo era cambiar y transformar un orden social; él partió de una suerte de opción ética queLópez Soria indica como un rasgo del “anticapitalismo romántico”[1]; de esta forma su marcha hacia el Socialismo empezó por un rechazo a la sociedad en la que vivía, por un “anti”, pero este “anti” era insuficiente para fundar el socialismo en el Perú, había que darle un contenido afirmativo a esta palabra. En este punto, para Mariátegui el Socialismo podía encontrarse con la trayectoriahistórica del país, por eso era calve encontrar que aquí había habido un comunismo primitivo, a través de lo que denominaba un “comunismo agrario incaico”, que persistía hasta hoy en las comunidades campesinas, manifestado en la apropiación colectiva de los pastos, de tierras y del trabajo de los campesinos. Entonces Mariátegui repensó el Socialismo desde un país agrario y atrasado, donde los...
tracking img