José revueltas, un intelectual de la izquierda radical mexicana

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 5 (1219 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 27 de octubre de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
José Revueltas, un intelectual de la izquierda radical mexicana

Juan Arvizu Arrioja
El Universal
Ciudad de México. Lunes 18 de agosto de 2008
00:08

José Revueltas, intelectual de la izquierda radical mexicana, pasó los filtros de selección corporativa y con los pergaminos de su obra literaria, en 1968, ingresó al Comité Organizador de los Juegos de la XIX Olimpiada, y allí sedesempeñó en el puesto de escritor...hasta que su activismo lo situó de tiempo completo en las filas de la protesta estudiantil.

Sólo la invitación directa del presidente del comité organizador, Pedro Ramírez Vázquez, pudo valer para la contratación del guionista de cine, dramaturgo, novelista galardonado en 1967 con el premio de literatura Xavier Villaurrutia.

Era junio del 68. Revueltas, de 54años, era un hombre de ideas y acción. Combinó la universidad y el trabajo adscrito a la dirección de Publicaciones del evento olímpico, en el que se jugaría la contienda deportiva internacional, así como el prestigio del Presidente Gustavo Díaz Ordaz.

De baja estatura, delgado, gafas gruesas, cabellera larga encanecida y la barba al estilo del líder comunista vietnamita Ho Chi Minh, Revueltas eraun marxista leninista errante, dos veces expulsado del Partido Comunista Mexicano (PCM).

En esas circunstancias, la pluma del radical de izquierda se sumó al grupo de escritores que redactaba textos de divulgación sobre la XIX Olimpiada, la historia y cultura de México.

Documentos de los Juegos Olímpicos de 1968, resguardados en el Archivo General de la Nación, abiertos 40 años después poreste diario, contienen información de la contratación de Revueltas, el 27 de mayo. En esa fecha, se apagaban los disturbios de París y el líder estudiantil Daniel Cohn-Bendit se exiliaba. Aquél era un problema tan lejano, como los nueve mil 200 kilómetros de distancia entre las capitales de Francia y México.

El talentoso escritor fue contratado por un sueldo de seis mil pesos mensuales, del 1 dejunio al 31 de octubre. Casi ocho semanas después del inicio, la relación laborar quedó en segundo plano, por la irrupción de la violencia policiaca (y militar, después), contra estudiantes.
Los disturbios del 23 de julio, en la Ciudadela, y del 26, en el Zócalo, con saldos de detenidos, lesionados y versiones de muertos, alertaron a Revueltas: "La esencia del poder real que domina en lasociedad mexicana es el odio y el miedo a la juventud".

Hay miedo en las generaciones viejas y corrompidas, habría escrito en un volante del comité de lucha de la Facultad de Filosofía y Letras de la UNAM. Siguió el bazucazo a la Preparatoria Uno, que repudió la comunidad universitaria, encabezada por el rector Javier Barros Sierra. Y de ahí para adelante, Revueltas escribió mucho, sí, pero nada parael comité organizador de los próximos juegos.

Dejó de percibir el sueldo olímpico, una fortuna para su bolsillo. Se declaró inconforme con "las estructuras caducas que son incapaces de comprender la necesidad de cambios profundos y radicales".

Proclamó que es tiempo de "poner en movimiento la crítica universitaria; esta es la forma --escribió-- de sacudir a México desde sus raíces".¿Quién es ese personaje del mundo del cine y las letras, que actuó en la realidad concreta de la juventud del 68? Su solicitud de empleo a la XIX olimpiada es como un retrato, antes de los acontecimientos, que lo llevarán a Lecumberri, reo de 10 delitos.

Con trazos vigorosos de pluma fuente, Revueltas reportó ser "autodidacta", y sólo haber estudiado los seis años de primaria, de 1922 a 1928.Por nombre de su escuela respondió: "calles de Jesús María y Soledad", del barrio de pobres que colinda al oriente del Palacio Nacional.

Su primera reclusión, en 1929, a los 14 años. Tras las rejas en la cárcel de Tlatelolco protestó con huelga de hambre, y fue trasladado a las Islas Marías, donde pasó cinco meses, y allá retornó en 1932, otra vez inculpado por el delito de sedición, esto...
tracking img