Jose emilio pacheco "batallas en el desierto"

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 12 (2766 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 9 de septiembre de 2012
Leer documento completo
Vista previa del texto
JOSE EMILIO PACHECO


Narrador, poeta y crítico literario. Nace en la Ciudad de México en 1939. Su vena narrativa inicia con La sangre de Medusa (1958) y El viento distante (1963), ambos, libros de cuentos; les siguen las novelas Morirás lejos (1967) y Las batallas en el desierto (1981), nostálgica visión del México de barrio del fin de los cuarentas, en una crítica reflexión sobre nuestrasseñas de identidad; entre estas dos novelas Pacheco publica en 1972 el libro de relatos El principio del placer. Como poeta inicia con Los elementos de la noche (1963), para proseguir con El reposo del fuego (1966), No me preguntes cómo pasa el tiempo (1969), Irás y no volverás (1973), Islas a la deriva (1976) y Desde entonces (1980), todos estos títulos reunidos en el volumen Tarde o temprano(1980); posteriormente, han aparecido Los trabajos del mar, Miro la tierra, Ciudad de la memoria y una compilación de poemas traducidos: Aproximaciones; en sus poemas iniciales Pacheco incursiona con soltura en formas clásicas (sonetos, églogas) y muestra preocupación por el ser de la poesía para, posteriormente, en obras más maduras ir derivando hacia composiciones de estructura más libre y con mayorprofundidad lírica y humana. El gran tema de José Emilio Pacheco es la paradoja del tiempo: lo permanente a través de lo cambiante, lo eterno en función de lo fugaz. Como crítico literario, destaca la producción semanal, durante casi treinta años de su columna Inventario en diversos suplementos culturales y actualmente en la revista Proceso, así como sus antologías del modernismo y de la poesíamexicana del siglo XIX.






LAS BATALLAS EN EL DESIERTO (fragmento)


I. El mundo antiguo


Me acuerdo, no me acuerdo: ¿qué año era aquél? Ya había supermercados pero no televisión, radio tan sólo: Las aventuras de Carlos Lacroix, Tarzán, El Llanero Solitario, La Legión de los Madrugadores. Los Niños Catedráticos, Leyendas de las calles de México, Panseco, El DoctorI.Q., La Doctora Corazón desde su Clínica de Almas. Paco Malgesto narraba las corridas de toros, Carlos Albert era el cronista de futbol, el Mago Septién trasmitía el beisbol. Circulaban los primeros coches producidos después de la guerra: Packard, Cadillac, Buick, Chrysler, Mercury, Hudson, Pontiac, Dodge, Plymouth, De Soto. Ibamos a ver películas de Errol Flynn y Tyrone Power, a matinés con una deepisodios completa: La invasión de Mongo era mi predilecta. Estaban de moda Sin ti, La rondalla, La burrita, La múcura, Amorcito Corazón. Volvía a sonar en todas partes un antiguo bolero puertorriqueño: Por alto esté el cielo en el mundo, por hondo que sea el mar profundo, no habrá una barrera en el mundo que mi amor profundo no rompa por ti.
Fue el año de la poliomielitis: escuelas llenas deniños con aparatos ortopédicos; de la fiebre aftosa: en todo el país fusilaban por decenas de miles reses enfermas; de las inundaciones: el centro de la ciudad se convertía otra vez en laguna, la gente iba por las calles en lanchas. Dicen que con la próxima tormenta estallará el canal del desagüe y anegará la capital. Qué importa, contestaba mi hermano, si bajo el régimen de Miguel Alemán yavivimos hundidos en la mierda.

La cara del Señor presidente en dondequiera: dibujos inmensos, retratos idealizados, fotos ubicuas, alegorías del progreso con Miguel Alemán como Dios Padre, caricaturas laudatorias, monumentos. Adulación pública, insaciable maledicencia privada. Escribíamos mil veces en el cuaderno de castigos: Debo ser obediente, debo ser obediente, debo ser obediente con mis padresy con mis maestros. Nos enseñaban historia patria, lengua nacional, geografía del DF: los ríos (aún quedaban ríos), las montañas (se veían las montañas). Era el mundo antiguo. Los mayores se quejaban de la inflación, los cambios, el tránsito, la inmoralidad, el ruido, la delincuencia, el exceso de gente, la mendicidad, los extranjeros, la corrupción, el enriquecimiento sin límite de unos...
tracking img