Jose maria

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 13 (3196 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 10 de septiembre de 2012
Leer documento completo
Vista previa del texto
Universidad Nacional de Mar del Plata - Facultad de Humanidades
II Congreso Internacional CELEHIS de Literatura


Bécquer y García Montero: las íntimas razones
Germán Prósperi (Universidad Nacional del Litoral)




I. Las lecturas de un poeta

Tal como Jaime Gil de Biedma pregonaba, en poesía “hay siempre una clave privada”[i], que inmediatamente va unida al secreto. La potencia deese eneasílabo, a partir del cual Jaime Gil pudo construir una obra, excede los límites de la escritura poética y tensa su presencia como explicación de ciertas escrituras críticas. Del mismo modo en que el poema muestra esta clave, la crítica también tiene sus razones privadas.

Este trabajo nace de este convencimiento e intenta posicionarse entre dos lecturas, aquella que Luis García Montero harealizado de las Rimas de Bécquer y el propio texto becqueriano vuelto a leer a partir de este acercamiento crítico. Podríamos decir entonces que estamos en una zona de indeterminación entre una lectura crítica y una lectura poética, cruce que tal vez hubiera interesado al poeta sevillano. La lectura que Luis García Montero realiza de las Rimas ha sido reunida en dos textos cercanos en el tiempo.Por un lado, el artículo Gustavo Adolfo Bécquer y la épica de la intimidad[ii] y el libro Gigante y extraño, las Rimas de Gustavo Adolfo Bécquer[iii], que en un gesto isomórfico recupera las cualidades de su título en un objeto también gigante y extraño. Operaciones de un poeta que reconoce la modernidad de una escritura en la que pueden hacerse correcciones. La opción por voces contradictorias–épica e intimidad- son el modo a partir del cual se argumenta sobre un conjunto de poemas perdidos, reescritos y ordenados por otros.

II. Las disidencias

La historia de la lectura de las Rimas permite reconocer cierto acercamiento clásico a una Poética siempre en debate entre el Romanticismo y el Modernismo como conjuntos escindidos. No nos interesa aquí este derrotero, pero si señalar lapresencia de ciertos gestos de la crítica clásica que denominamos, en una primera nominación, como disidentes. Tesis desbordadas, fuera del texto en el cual se producen e indicadoras de la incomodidad que Bécquer instala en el panorama teórico español de mediados del siglo XX, del que intentaremos mostrar algunos ejemplos.

De esta manera, cuando Dámaso Alonso publica Originalidad de Bécquer[iv]revisa la relación del poeta con otros cuatro (Heine, Musset, Byron y Larrea) y opta por plantear un concepto de originalidad en tanto recreación descripta como ‘salto estético al vacío’, lo que supone un grado de complejización que pone a la crítica en el borde mismo de ese salto.

De igual manera, Carlos Bousoño[v] trabaja con el estilo en Bécquer y construye una tesis a partir de la cual losconjuntos paralelísticos de las Rimas son un modo de incrementar la emoción y de poner orden al desorden romántico, dimensión que vuelve a abismar la crítica hacia los terrenos de lo inefable.

También Jorge Guillén[vi] se instala en los límites de una lectura desbordada en la que reconoce que el lenguaje en Bécquer es insuficiente para expresar lo inefable soñado, lo que transforma el insomnio y lafantasía en matrices procreadoras. Para Guillén, la procreación está ligada al acto de escritura en un intento por acceder a la dimensión metapoética que las Rimas no pueden demorar.

Quien parece asumir más cabalmente esta invitación es Luis Cernuda[vii], quien posiciona a Bécquer como clásico por su acción de recuperar el Romanticismo e ir hacia el futuro, tiempo que no tiene para Cernuda unnombre definido. Este clasicismo lo ve en una expresión clara y firme, en el no empleo de estrofas tradicionales y en la recuperación de los grandes tópicos del amor y la muerte. Cernuda reconoce el lugar de Bécquer en tanto fundador de una nueva tradición y explica:

“Hay en Bécquer una cualidad esencial del poeta: la de expresarse con una claridad y una firmeza que sólo los clásicos...
tracking img