Jose marti y domingo sarmiento

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 6 (1349 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 25 de noviembre de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
En “Nuestra América” (1891), José Martí nos presenta una crónica que se contrapone a la posición ideológica tomada por el argentino Domingo Faustino Sarmiento en su Facundo: Civilización y barbarie (1845). Para Sarmiento, era necesario establecer una civilización en el modelo capitalista que se estaba desarrollando en los Estados Unidos pero manteniendo una imagen pura de la raza europea. Por elcontrario, Martí profetiza el peligro de la política supremacista y racista planteada por Sarmiento y propone una visión inclusiva y unitaria para Hispanoamérica basada en sus elementos naturales y autóctonos.
La ideología racista de Sarmiento está estrechamente vinculada con su preocupación sobre la economía en Argentina y el papel que ésta tenía en el progreso del país. Por esta razón, leinteresaba tanto la densa inmigración europea que había en Norteamérica. Su modelo económico ideal era el capitalista de los Estados Unidos, el cual había creado tremendo progreso para los vecinos del norte. Este progreso económico estaba vinculado según el autor argentino, con la blancura de la raza.
Sarmiento apoyaba el desarrollo y la agricultura y la industria en Argentina y por eso se oponía aRosas quien apoyaba la ganadería; creía que la ganadería impedía el crecimiento global de Argentina. Entonces, el blanqueamiento de razas representaba una posibilidad o una solución para evitar el retraso del país (especialmente económico) que “las clases marginales” (Facundo 62) creaban según la ideología sarmientista. La ganadería también justificaba la existencia de los gauchos y ellosrepresentaban la barbarie, rechazaba ambas, tanto a la ganadería como a los gauchos. Sarmiento describe la división de Argentina y la contraposición entre civilización y barbarie diciendo:
Habían antes de 1810 en la República Argentina dos sociedades distintas, rivales e incompatibles; dos civilizaciones diversas: la una española, europea, civilizada, y la otra bárbara, americana, casi indígena; y larevolución de las ciudades sólo iba a servir de causa, de móvil para que estas dos maneras distintas de ser de un pueblo se pusiesen en presencia una de otra, se acometiesen y después de largos años de lucha, la una absorbiese a la otra. (64)
Es evidente que el proyecto civilizador de Sarmiento se basaba en el deseo de borrar la oposición en civilización y barbarie. Para esto era necesariodesaparecer a los negros e indios, incluyendo a los gauchos que representaban lo bárbaro y el atraso del país. Para él, la barbarie era el obstáculo a esa sociedad civilizada y europea que tanto deseaba.
En su crónica, “Nuestra América” Martí se contrapone a la ideología sarmientista y en vez incitarnos a seguir el modelo capitalista de los Estados Unidos, nos advierte sobre el peligro que NorteAmérica podría significar para Hispanoamérica por su rápido crecimiento. Diciendo, “…ya da por bueno el orden universal, sin saber de los gigantes que llevan siete leguas en las botas y le pueden poner la bota encima…” (“Nuestra América” 39), nos advierte sobre la fuerza de los Estados Unidos para crear conciencia y tratar de evitar la dominación norteamericana en Hispanoamérica. Hay que sercautelosos con la creciente influencia de la cultura europea que se va extendiendo en “nuestra América” gracias a la excesiva importación de productos extranjeros. Se debe reducir esa importación y eliminar la idea enraizada en nuestros países sobre la necesidad de seguir al modelo europeo al pie de la letra para lograr civilización y progreso. Hace un llamado a los hispanoamericanos al decir: “Losárboles se han de poner en fila, para que no pase el gigante de siete leguas! Es la hora del recuento, y la marcha unida…” (39). Con esta cita explica que se debe ser consciente sobre la importancia que le damos a los demás países al querer imitarlos completamente. Esa manera de pensar nos puede perjudicar porque nos “pueden poner la bota encima” (39). Debemos estar más unidos que nunca.
Para el...
tracking img