Jose mauro de vasconcelos

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 170 (42266 palabras )
  • Descarga(s) : 9
  • Publicado : 24 de agosto de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
JOSÉ MAURO DE VASCONCELOS

MI PLANTA DE NARANJA-LIMA
Historia de un niño que un día descubrió el dolor...

ÍNDICE

EL AUTOR 3
NOTAS DE TRADUCCIÓN 5
PRIMERA PARTE 7
1 EL DESCUBRIDOR DE LAS COSAS 8
2 UNA CIERTA PLANTA DE NARANJA-LIMA 14
3 LOS FLACOS DEDOS DE LA POBREZA 21
4 EL PAJARITO, LA ESCUELA Y LA FLOR 33
5 EN UNA CELDA HE DE VERTEMORIR 42
SEGUNDA PARTE 50
1 EL "MURCIÉLAGO" 51
2 LA CONQUISTA 56
3 CONVERSACIONES DE AQUÍ Y ALLÁ 61
4 DOS PALIZAS MEMORABLES 67
5 SUAVE Y EXTRAÑO PEDIDO 73
6 DE PEDAZOS Y PEDAZOS SE FORMA LA TERNURA 81
7 EL MANGARATIBA 85
8 SON TANTOS L0S VIEJOS ARBOLES 93
9 LA CONFESIÓN FINAL 94

EL AUTOR

José Mauro de Vasconcelos —mestizo de indiay portugués, nativo de Bangú, Río de Janeiro, 49 años— ha sido, a partir del colegio secundario, un auténtico autodidacto que se formó en el trabajo y la vida. Entrenador de boxeadores de peso pluma, trabajador en una "fazenda", pescador, maestro en una escuela de pescadores: he ahí algunas de sus actividades hasta que lo animó el deseo de viajar, de conocer su país, y de interpretarlo.Fueron "años de vaivén entre el Norte y el Sur brasileños", y en ellos ocupa un lugar destacado su período de convivencia con los indios en ese casi mítico Sertáo[1]. Allí, entre ellos, aprendió historias curiosas, retuvo características y tradiciones, hizo su estudio de la vida y acumuló experiencias que nunca imaginó que fueran a convertirlo en novelista. Pero estaba en su destino serlo, y en suinterés, volcarlas a otros seres.
Tenía a su favor varias circunstancias: una excelente memoria, su rica fantasía, la multiplicada habilidad para sacar de cada tema lo más interesante... y su deseo decentar... que es, en definitiva, el elemento primordial de los escritores. Primero —y a semejanza de los "repentistas" que recorrían el país contando historia hecha canciones, leyendas o relatos—fue un cuentista oral: decía, inventaba y explicaba cosas, ayudándose con mímica, con cambiantes entonaciones de voz, animando, en suma, sus cuentos.
Y un día comenzó a darles forma escrita: cuentos, novelas registraron su profundo espíritu de observación y esa cualidad sutil que establece desde el comienzo un diálogo fecundo con el lector. Desde los 22 años ha producido doce libros (Bananabrava, Barro branco, Longe da térra, Vazante, Arara vermelha, Arraia de fogo, Rosinha, minha canoa, Doidão, O garanhão das praias, Coracao de vidro, As confissões de Freí Abóbora y Mi planta de naranja-lima), que han editado y reeditado hasta once veces sus editores. Casi todos ellos recogen sus experiencias, repito; de la misma manera que sus historias lo tienen de personaje, porque muchas de ellasnos entregan sus aventuras vividas en el interior del Brasil, aunque no sea su nombre el que aparece entre los protagonistas.
Pero esto no es enteramente original, ya que cualquier escritor acaba por ser autobiográfico en alguna medida. En cambio, su originalidad está en su método de trabajo: primero, la carga de ideas, la acumulación de los detalles físicos y psicológicos que darán forma asus criaturas, la elección de los paisajes que le servirán de escenarios, el bosquejo de la novela, y finalmente, cuando ello es posible, su traslado al escenario elegido para consustanciarse con él. Realizada esta primera parte, sobreviene la etapa de la redacción, propiamente dicha, en la que suelta toda su fantasía, enhebra los resortes lingüísticos —me interesa recalcar su fidelidad al habla ylos modismos propios de la zona en que instala sus historias—, y juega con el diálogo, que es en su profusión y acierto una de sus características. Para decir todo esto con palabras de José Mauro de Vasconcelos: "Cuando la historia está enteramente realizada en mi imaginación, comienzo a escribir. Solamente trabajo cuando tengo la impresión de que toda la novela está saliéndome por los poros del...
tracking img