Joseph goebbels

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 138 (34357 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 4 de marzo de 2012
Leer documento completo
Vista previa del texto
Hacia el Tercer Reich

Joseph Goebbels

HACIA EL TERCER REICH

LA LUCHA DEL EJERCITO PARDO DE ADOLF HITLER POR EL DESPERTAR DE ALEMANIA

Las minorías hacen la Historia del mundo toda vez que ellas encarnan, en su minoría numérica, una mayoría de voluntad y entereza. ADOLF HITLER

LA VOZ DE LOS PERSEGUIDOS

1

El 5 de mayo de 1927 triunfaba la prensa berlinesa: el NSDAP fue prohibidopolicialmente en el distrito Berlín-Brandenburg. Valiéndose del derecho común -que provenía de la época de Federico el Grande- la presidencia de Policía, que casualmente estaba en manos de un judío,
http://www.resistenciaria.org/hg/tercer.htm (1 of 70)24/07/2004 13:21:27

Hacia el Tercer Reich

desterró al joven Movimiento de las calles y salas y de la esfera pública en general. El Partidocontaba en ese momento con 1.400 socios inscriptos, en una ciudad de 4.500.000 habitantes. Pero era ya tan activo que los poderes reinantes lo veían, con razón, como una amenaza. La prohibición se había efectuado, escribía la prensa judía, porque la SA la noche anterior había echado de una asamblea, cubierto de sangre, al digno y canoso pastor Stucke. Stucke se había dirigido inmediatamentedespués del hecho, a la presidencia de Policía, para completar su infamia. Unos días más tarde se presentó como orador en una asamblea del Reichsbanner (Estandarte del Reich) 2. Las autoridades eclesiásticas comunicaron, seguidamente que Stucke había sido despedido por indignidad y que no podía llevar ni el título ni la vestimenta de un pastor. Se trataba de un bebedor consuetudinario. El Dr. Goebbelsinterpuso recurso ante el Presidente del Superior Tribunal y el Superior Juzgado en lo Contencioso-Administrativo. Inútilmente. El procedimiento .fue dilatado porque el señor presidente de Policía de Berlín solicitaba constantemente la prolongación del plazo, argumentando que necesitaba tiempo para aportar el material necesario. El Dr. Goebbels exigió que se le citara ante el juez. No se atrevierona ello. Durante once meses, hasta el 1º de abril de 1928, el Partido permaneció prohibido en Berlin. En este tiempo Der Angriff 3 fue la voz de los perseguidos. ----1
Introducción al primer capítulo de la reedición de 1936 (N. Del T.) Organización bolchevique (N. del T.) El Ataque (N. del T.)

2 3

I LUCHA POR LA IDEA

¡NOSOTROS EXIGIMOS! El pueblo alemán es un pueblo de esclavos. Enmateria del derecho de gentes ocupa una categoría inferior a la de la última colonia de negros en el Congo. Se nos han quitado todos los derechos de soberanía, y ahora somos lo suficientemente buenos para el capital bursátil como para llenarle sus bolsas de dinero con plata de intereses y porcientos. Esto y no otra cosa es el resultado de una historia heroica de muchos siglos. ¿Hemos merecido esto? ¡No! No! Por eso exigimos: que se proclame la lucha contra este estado de oprobio y miseria; que los hombres en cuyas manos entregamos nuestro destino tengan por justo cualquier, pero cualquier

http://www.resistenciaria.org/hg/tercer.htm (2 of 70)24/07/2004 13:21:27

Hacia el Tercer Reich

medio, para romper las cadenas de la esclavitud. En nuestro pueblo hay tres millones de seres humanos aquienes se les niega trabajo y pan. Los hombres públicos, es verdad, pretenden ocultar con engaño este estado deplorable. Hablan de saneamiento y franjas luminosas en él horizonte, y mientras a ellos día a día les va mejor, a nosotros día a día nos va peor. Cada vez más se desvanece la ilusión de libertad, paz ,y pan, que se nos mostró con engaño cuando quisimos tomar en nuestras propias manosnuestro destino. El derrumbe total de nuestro pueblo será el final de esta política irresponsable. Por eso exigimos: para todo alemán productivo el derecho al trabajo y al pan. Mientras el soldado del frente defendía con su vida a la Patria en las trincheras, vino un cualquier mal negociante judío y le quitó casa y campo. Ahora el judío está sentado triunfante en los palacios, y el proletario, el...
tracking img