Juan carlos portantiero

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 28 (6852 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 27 de abril de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
Juan Carlos Portantiero (1934-2007)

La pasión del pensar
El elemento popular “siente” pero no siempre comprende o sabe. El elemento intelectual “sabe” pero no comprende o, parcialmente, “siente” [...] El error del intelectual consiste en creer que se pueda saber sin comprender y especialmente sin sentir ni ser apasionado (no sólo del saber en sí, sino del objeto del saber), esto es que elintelectual pueda ser tal (y no un puro pedante) si se halla separado del pueblo-nación, o sea, sin sentir las pasiones elementales del pueblo [...] No se hace política-historia sin esta pasión. Antonio Gramsci, citado por Juan Carlos Portantiero1

■■ Un legado del pensar político:
la política.
Juán Carlos Portantiero fue uno de esos intelectuales de izquierda, progresistas, diríamos hoy, quemerece y tiene un reconocimiento público que trasciende fronteras y lo hace portador, destacado, de la herencia cultural de las ciencias sociales que el siglo XX deja a la Argentina democrática del Bicentenario. Un intelectual orgánico, nunca diletante, de inusual sensibilidad hacia las “pasiones elementales del pueblo” que, a su juicio y, a menudo, al de las mayorías, daban la nota del saber ysentido nacional popular que el país precisa para su desarrollo. Este artículo no pretende, por supuesto, ni siquiera a título preliminar, trazar una línea interpretativa coherente de la biografía intelectual de Portantiero, que excede con creces nuestras posibilidades y la disponibilidad de las fuentes a que recurrimos, amén del interés de la publicación. Sólo pretende recuperar, guiado por uninterés meramente teórico, fragmentos de un discurso político que, a ojos vista, contribuyen hoy a la comprensión de fenómenos y dinámicas sociales, populares y de trabajadores, cuya complejidad sigue acuciando el debate de la teoría social y de la voluntad política. Más allá de la diferencia política que pudo surgir y permanecer, aún en medio de eventuales crispaciones de la coyuntura y la contingencia,la memoria de Portantiero compromete a quienes, aún en el siglo XXI ¿post? capitalista, aspiran a realizar las ideas de democracia, justicia y emancipación social por las que siempre bregó. Un ejemplo de “espíritu público” y de “pasión de pensamiento”, destaca sensiblemente Claudia Hilb al comenzar una hermosa biografía intelectual que recoge textos dispares, a veces, rectamente comunicativos conla herencia del pensar que nos legó Portantiero2. Las futuras generaciones, sus politólogos y sociólogos, subraya Hilb, continuarán

335

Cfr. Portantiero, J. C.: Los usos de Gramsci, Grijalbo, Buenos Aires, 1999, pág. 141. Hilb, Claudia (comp.). El político y el científico. Ensayos en homenaje a Juan Carlos Portantiero, Siglo XXI Eds., Buenos Aires, 2009, pág. 13.

HomeNajefrecuentándolo “como un clásico del pensamiento sociopolítico argentino, cuando nosotros ya no estemos aquí”3. En realidad, no es fácil encontrar entre los pensadores marxistas de su generación alguien que haya intentado, con más ardor y empeño teórico, tender un puente de comprensión entre las ideas y política de la izquierda clásica y las del movimiento nacional popular, de signo “populista” peronista, comolo hizo Portantiero4. Tempranamente esa inquietud del espíritu que lo abre a experiencias populares no codificables en los términos de la izquierda tradicional llevará, a nuestro autor, a romper con un marxismo partidizado y simplista. El cual pronto se evidenciaría incapaz de comprender las nuevas situaciones y dinámicas de clase que dieron origen al peronismo como fenómeno clave de la políticamoderna en el país: Para un intelectual que participa [...] de la ambigüedad con que estos tiempos de cambios esenciales hostigan a su oficio, la asimilación mecánica de un falso marxismo economista le permite una peligrosa comodidad. Ambicionando una superación de esa ambigüedad, desea un apoyo ideológico que se le presente como total, compacto, redondo, sin fisuras; aspira en el fondo a...
tracking img