Juan jacobo rousseau

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 8 (1816 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 2 de septiembre de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
JUAN JACOBO ROUSSEAU

El orden social constituye un derecho sagrado que sirve de base a todos los demás. Sin embargo, este derecho no es un derecho natural: está fundado sobre convenciones. La familia es pues, si se quiere, el primer modelo de las sociedades políticas, habiendo nacido todos iguales y libres, no enajenan su libertad sino en cambio de su utilidad. Convengamos pues, en que lafuera no hace el derecho y en que no se está obligado a obedecer sino los poderes legítimos. Renunciar a su libertad es renunciar a su condición de hombre, a los derechos de la humanidad y a sus deberes, es una convención fútil y contradictoria estipular de una parte una autoridad absoluta y de la otra una obediencia sin límites. Antes de examinar el acto por el cual el pueblo elige un rey, seríaconveniente estudiar el acto por el cual un pueblo se constituye en tal, porque siendo este acto necesariamente anterior al otro, es el verdadero fundamento de la sociedad. Si no hubiere una convención anterior, en dónde estaría la obligación. La ley de las mayorías en los sufragios es ella misma fruto de una convención que supone, por lo menos una vez, la unanimidad. Como los hombres no puedenengendrar nuevas fuerzas, sino solamente unir y dirigir las que existen, no tiene otro remedio de conservación que el de formar por agregación una suma de fuerzas capaz de sobrepujar la resistencia, de hacerlas obrar unidas y de conformidad, constituyen la fuerza y la libertad de cada hombre los principales instrumentos para su conservación, ¿cómo podría comprometerlos sin perjudicarse y sin descuidarlas obligaciones que tiene para consigo mismo?

“Encontrar una forma de asociación que defienda y proteja con la fuerza común la persona y los bienes de cada asociado, y por lo cual cada uno, uniéndose a todos, no obedezca sino a sí mismo y permanezca tan libre como antes”. Tal es el problema fundamental cuya solución da el contrato social. Las cláusulas de este contrato están de tal suertedeterminadas por la naturaleza del acto, que la menor modificación las haría inútiles y sin efecto; de manera que aunque no haya sido jamás formalmente enunciadas, son en todas partes las misma y han sido en todas partes tácitamente reconocidas y admitidas hasta tanto que violado el pacto social cada cual recobra sus primitivos derechos y recupera su libertad natural, al perder la convencional por lacual había renunciado a la primera. Estas cláusulas se reducen a una sola a saber, la enajenación total de cada asociado con todos sus derechos a la comunidad entera...

En fin, dándose cada individuo a todos, no se da a nadie y como no hay un asociado sobre el cual no se adquiera el mismo derecho que cede, se gana la equivalencia de todo lo que se pierde y mayor fuera para conservar lo que setiene.

“Cada uno pone en común su persona y todo su poder bajo la suprema dirección de la voluntad general y cada miembro considerado como parte indivisible del todo”

La persona pública que se constituye así, tomaba en otro tiempo el nombre de ciudad y hoy el de república o cuerpo político, Estado cuando es activo, potencia en comparación con sus semejantes a los asociados, pueblo,ciudadanos partícipes de la autoridad soberana, súbditos estando formado el cuerpo soberano por los particulares, no tiene ni puede tener interés contrario al de ellos; por consecuencia, la soberanía no tiene necesidad de dar ninguna garantía a los súbditos porque es imposible que el cuerpo quiera perjudicar a todos sus miembros. Este pacto social encierra tácitamente el compromiso que cualquiera querehúse obedecer a la voluntad general será obligado a ello por todo el cuerpo.

La transición del estado natural al estado civil produce en el hombre un cambio muy notable, el hombre pierde su libertad natural y el derecho ilimitado a todo cuanto desea y puede alcanzar, ganando en cambio la libertad civil y la libertad de lo que posee. La voluntad general puede únicamente dirigir las fuerzas...
tracking img