“Juan salvador gaviota”

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 7 (1717 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 28 de noviembre de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
Juan Salvador Gaviota era, un joven gaviota con deseos de volar, pero no solo volar; sino, comprender realmente que era el vuelo y practicarlo en su máxima expresión. Al principio, Juan solo se gano el desprecio y la burla de sus compañeras gaviotas que solo veían al vuelo como algo rudimentario y necesario solo para transportarse y para comer, no les importaba en lo más mínimo acerca del vuelo,como mejorarlo, ni su real significado. Los padres de Juan se preocupaban por el ya que se pasaba días enteros volando, sin comer, siendo muy diferente a los demás de la bandada, en un principio después de que su padre hablo con él intento ser normal, como el resto de la bandada, sin embargo, simplemente no pudo y así días después siguió practicando ahora para volar a alta velocidad pero casi dejade intentarlo por un fracaso, ya que no sabía por qué perdía el control a alta velocidad, se desilusionó y pensó que no estaba hecho para volar a alta velocidad pero no se rindió y descubrió como hacerlo y lo practicó llego a la velocidad máxima 320 km por hora, luego se fue a practicar como girar, averiguó como hacerlo y de nuevo practicó, estaba entusiasmado sobre lo nuevo aprendido y cómoenseñarlo a sus compañeras gaviotas pensó que serian libres, que aprenderían a volar y cuando llegó a la playa con las demás gaviotas, la Gaviota Mayor le dijo que se pusiera en el centro lo cual solo significaba gran vergüenza o gran honor y la desterraron de la bandada él les intento explicar sobre su descubrimiento y que estaban equivocadas pero nadie la escucho y la desterraron a los Acantilados.Juan paso el resto de sus días solo, no le pesaba la soledad, le pesaba que las otras gaviotas se negaran en creer sobre volar y ser libres. El siguió practicando y aprendiendo muchas cosas tales como dormir en el aire, atravesar espesas nieblas marinas a cabalgar los altos vientos, aprendió a volar a ser libre. Una noche aparecieron 2 gaviotas y lo vieron planear en el aire, volaron junto a él yde sus alas parecían producir luz, Juan las probo, ejecutaron cada ejercicio que Juan ponía igual y en perfecta sincronía, después de esto Juan les pregunto quienes eran estos les contestaron que eran de su bandada y que era hora de ir a casa el entendió esto y fue con ellas comenzó a ver que su viejo cuerpo se volvía joven como antes y comenzaba a brillar igual que el de sus guías volaba muchomejor que antes y más rápido sus alas destellaban luz blanca se comenzó rápido a familiarizar con sus nuevas alas, después escucho un feliz aterrizaje Juan y sus acompañantes desparecieron de la nada, llego a un especie de otra vida donde había unas cuantas gaviotas, un mar y nuevos horizontes aterrizo en una playa donde, sin palabras, le dieron la bienvenida y Juan se sintió en su casa, durmió y alotro día se dio cuenta de cuantas cosas nuevas había para aprender ahí, paso días y días practicando y aprendiendo con su nuevo instructor Rafael y, aunque pocas veces pensaba de donde venia, no se evito preguntar porque había tan pocas gaviotas, a lo que Rafael solo pudo responder que él era una gaviota en un millón ya que su capacidad de aprender era tan grande que no tuvo que pasar por todo loque las demás gaviotas que estaban ahí sí.
Una noche Juan le pregunto a la Gaviota Mayor, Chiang, si ese mundo no era el verdadero cielo a lo que éste le respondió que no que no existía tal lugar que el cielo consistía en ser perfecto, también le dijo que será perfecto cuando alcance la velocidad perfecta en ese momento Chiang apareció en otro lado y en una fracción de segundo, ya estaba al ladode Juan de nuevo, este se sorprendió así que le pidió que le enseñara a llegar a esa velocidad y en ese mismo momento se pusieron a practicar sobre eso, según Chiang el secreto para lograr la velocidad del pensamiento era que Juan se dejase de verse a sí mismo como prisionero de un cuerpo limitado, era saber que su verdadera naturaleza vivía, con la perfección de un número no escrito, así pues...
tracking img