Juan salvador gaviota

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 37 (9175 palabras )
  • Descarga(s) : 7
  • Publicado : 14 de junio de 2009
Leer documento completo
Vista previa del texto
Primera Parte

Amaneca, y el nuevo sol pintaba de oro las ondas de un mar tranquilo.
Chapoteaba un pesquero a un kilmetro de la costa cuando, de pronto, rasg el aire la voz llamando a la Bandada de la Comida y una multitud de mil gaviotas se aglomer para regatear y luchar por cada pizca de comida. Comenzaba otro da de ajetreos.
Pero alejado y solitario, ms all de barcas y playas, estpracticando Juan Salvador Gaviota. A treinta metros de altura, baj sus pies palmeados, alz su pico, y se esforz por mantener en sus alas esa dolorosa y difcil posicin requerida para lograr un vuelo pausado. Aminor su velocidad hasta que el viento no fue mas que un susurro en su cara, hasta que el ocano pareci detenerse all abajo. Entorn los ojos en feroz concentracin, contuvo el aliento, forz aquellatorsin un... slo... centmetro... ms...
Encresprndonse sus plumas, se atasc y cay.
Las gaviotas, como es bien sabido, nunca se atascan, nunca se detienen. Detenerse en medio del vuelo es para ellas vergenza, y es deshonor.
Pero Juan Salvador Gaviota, sin avergonzarse, y al extender otra vez sus alas en aquella temblorosa y ardua torsin -parando, parando, y atascndose de nuevo-, no era un pjarocualquiera.
La mayora de las gaviotas no se molesta en aprender sino las normas de vuelo ms elementales: como ir y volver entre playa y comida. Para la mayora de las gaviotas, no es volar lo que importa, sino comer. Para esta gaviota, sin embargo, no era comer lo que le importaba, sino volar. Ms que nada en el mundo, Juan Salvador Gaviota amaba volar.
Este modo de pensar, descubri, no es la maneracon que uno se hace popular entre los dems pjaros. Hasta sus padres se desilusionaron al ver a Juan pasarse das enteros, solo, haciendo cientos de planeos a baja altura, experimentando.
No comprenda por qu, por ejemplo, cuando volaba sobre el agua a alturas inferiores a la mitad de la envergadura de sus alas, poda quedarse en el aire ms tiempo, con menos esfuerzo; y sus planeos no terminaban con elnormal chapuzn al tocar sus patas en el mar, sino que dejaba tras de s una estela plana y larga al rozar la superficie con sus patas plegadas en aerodinmico gesto contra su cuerpo. Pero fue al empezar sus aterrizajes de patas recogidas -que luego revisaba paso a paso sobre la playa- que sus padres se desanimaron an ms.
-Por qu, Juan, por qu? -preguntaba su madre-. Por qu te resulta tan difcilser como el resto de la Bandada, Juan? Por qu no dejas los vuelos rasantes a los pelcanos y a los albatros? Por qu no comes? Hijo, ya no eres ms que hueso y plumas!
-No me importa ser hueso y plumas, mam. Slo pretendo saber qu puedo hacer en el aire y qu no. Nada ms. Slo deseo saberlo.
-Mira, Juan -dijo su padre, con cierta ternura-. El invierno est cerca. Habr pocos barcos, y los peces desuperficie se habrn ido a las profundidades. Si quieres estudiar, estudia sobre la comida y cmo conseguirla. Esto de volar es muy bonito, pero no puedes comerte un planeo, sabes? No olvides que la razn de volar es comer.
Juan asinti obedientemente. Durante los das sucesivos, intent comportarse como las dems gaviotas; lo intent de verdad, trinando y batindose con la Bandada cerca del muelle y lospesqueros, lanzndose sobre un pedazo de pan y algn pez. Pero no le di resultado.
Es todo intil, pens, y deliberadamente dej caer una anchoa duramente disputada a una vieja y hambrienta gaviota que le persegua. Podra estar empleando todo este tiempo en aprender a volar. Hay tanto que aprender!
No pas mucho tiempo sin que Juan Salvador Gaviota saliera solo de nuevo hacia alta mar, hambriento, feliz,aprendiendo.
El tema fue la velocidad, y en una semana de prcticas haba aprendido ms acerca de la velocidad que la ms veloz de las gaviotas.
A una altura de trescientos metros, aleteando con todas sus fuerzas, se meti en un abrupto y flameante picado hacia las olas, y aprendi por qu las gaviotas no hacen abruptos y flameantes picados. En slo seis segundos vol a cien kilmetros por hora, velocidad a...
tracking img