Juana de asbaje

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 4 (999 palabras )
  • Descarga(s) : 4
  • Publicado : 27 de abril de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
Autobiografía: Juana de Asbaje y Ramírez

Mi nombre es Juana de Asbaje y Ramírez mejor conocida como Sor Juana Inés de la Cruz o la Décima Musa.

Nací el 12 de noviembre de 1648 en la Hacienda deSan Miguel Nepantla, Estado de México. Desde pequeña crecí con mi abuelo materno Pedro Ramírez en la Hacienda de Panoayan.

Me defino como buscadora de la verdad, aunque sea contra mí, me ha hechoDios de darme grandísimo amor a la verdad y esta es una clave importante de mi vida.

Desde temprana edad ya tenía la habilidad manifestada, hasta cierto punto, estudié las primeras letras enAmecameca; aprendí hablar náhuatl; a los tres años sabía leer; a los siete ya sentía unas ganas inmensurables por a la Universidad y a los ocho años, escribí una “loa” para la fiesta de Corpus.

En elaño de 1656 mi abuelo falleció y mi madre, me envió a vivir a la casa de su hermana María Ramírez, en la capital. Aquí estudié latín “en veinte lecciones” en el bachiller de Martín Olivas. Me bastaronestas pocas lecciones para dominar a la perfección esta lengua, siendo esto aplicado a distintas de mis obras, sobre todo en los diferentes villancicos.

Yo tenía unas ganas inmensas por estudiar yaprender todos los días algo nuevo; tal fue mi obstinación por aprender, que llegue a recurrir a un método auto coercitivo en el cual cortaba mi cabello y lo establecía como plazo hasta que me crecierade nuevo, para lograr algo que anhelaba.

Toda mi vida opté por leer a autores clásicos romanos, griegos, españoles entre otros.

En 1664, ingresé a la Corte como dama de compañía de la VirreinaLeonor María Carreto, a la cual dedique varios sonetos con el nombre de LAURA. El Virrey, entusiasmado por una gran curiosidad científica, mando a reunir a 40 letrados diferentes, para que mesometieran a un examen, en el cual salí triunfante y con excelentes resultados.

Tiempo después me comenzó a aburrir la vida aristocrática y por esta misma razón decidí entrar a un convento; una de mis...
tracking img