Jueces y verdugos

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 11 (2688 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 27 de septiembre de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
¿JUECES O VERDUGOS?
Las dos caras de la justicia

Capitulo 1: Guerrilleros en apuros

En la década de los setentas mientras en otros países se levantaban golpes militares, en México se sentía un ambiente de “calma”, ya que los militares dijeron que no se levantarían contra los poderes.
El juez Miguel González gozaba de buena reputación porque apenas había resuelto el caso muy peligroso,recibiendo amenazas y demás injurias, pero a el lo tenían sin cuidado. El asunto que a el le habían encomendado era de mas importancia y mas difícil de llevar, le hicieron llegar 8 gruesos expedientes de un grupo “guerrillero” que realizaban expropiaciones así como se les acusaba de asociación delictuosa, daño en propiedad ajena y diversos delitos. El juez sabia que el juicio iba a ser mas políticoque penal y no estaba muy entusiasmado en llevarlo. Sin que nadie lo llamara se presento el que se dijo ser el defensor de los activistas, un tal José Rojo Coronado, de quien nadie sabia de donde había salido.
Los del grupo subversivo pedían la destitución de los políticos, crear una prisión especial para ellos y que devolvieran al menos el 50% de lo que habían robado, en ese momento el fiscalsolicito que los hiciesen callar y el juez solo solicito que se concretaran en lo del juicio y que no hicieran alarde en los medios de comunicación. Su defensor les pregunto si tenían la intención de secuestrar a algún personaje de la vida política a lo que ellos rieron y ellos callaron al sentirse incómodos por las preguntas tan comprometedoras, así termino la diligencia de ese día.
Ese día eljuez se retiro de su casa, llevándose con el los expedientes para estudiarlos en su casa y tardo 7 horas en leerlos y releerlos y se quedo dormido.

Capitulo 2: ¿Dónde esta la justicia?

Al día siguiente el juez se levanto de buen animo y desde muy temprano estaba frente a su escritorio, los expedientes de los activistas le preocupaban, le entregaron el auto de formal prisión, el juez lareviso y se sintió satisfecho. Dentro de las 72 horas comparecieron los 8 presuntos, ausentándose el defensor. El juez les dijo que tenían 15 días para presentar pruebas. Con los fotógrafos presentes y sin un juez defensor los activistas firmaron el acta. El juez felicito a sus ayudantes por el auto que estaba muy bien redactado, pero en realidad se encontraba muy preocupado por este juicio ya queestos juicios significan mucho para el prestigio de un juez aunque a el lo que le preocupaba era cumplir con su deber. El tenia muy presente que recibiría todo tipo de presiones, le preocupaba la forma de cómo la policía había tratado a los presunto y que el juicio significaba políticamente. En la tarde se reunió con uno de sus colegas mas experimentados para pedirle algo de asesoria, su colega solole dijo que tratara de tomar las decisiones los mas acertadas posibles, dándole seguridad al juez. La charla se prolongo hasta las 19 horas, despidiéndose y prometiéndose entrevistarse cuando se presentara la ocasión.

Capitulo 3: Un turno muy pesado

En el séptimo día se presento el abogado Fernández del Real, quien se decía que era de formación izquierdista, solicitándole la presencia delos policías que detuvieron y le colgaron todas las fantasiosas acusaciones, así se retiro del juzgado y en ese momento entro una mujer acusando a un “coyote” que le había solicitado $5,000.00m.n, a lo que el juez molesto por todos los oportunistas que rondaban como buitres en el juzgado había, resolvió el caso, no sin antes decirle al coyote que si lo volvía a ver lo mandaba detener. Ya en su casael juez le platico a su mujer lo sucedido, todavía molesto por los coyotes y que se aprovecharan de la pobreza de la gente.
Al día siguiente despertó con una noticia que a su parecer no era la mejor, 2 jueces en Italia habían muerto en atentados, el preocupado pensaba que como todo un hombre tendría que aguantar la presión y si era necesario sucumbiría.
Ya en su juzgado su...
tracking img