Jungla

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 10 (2426 palabras )
  • Descarga(s) : 4
  • Publicado : 3 de junio de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
MILICIANAS DE LA GUERRA.

Desde los primeros días de la Guerra Civil, el periódico Frente Libertario emprendió una campaña en pro del alistamiento de la mujer en las milicias obreras. Los llamamientos surgieron de organizaciones sindicales y partidos. Los muros de las avenidas y de las calles se cubrieron de carteles que llamaban a la lucha, echando abajo prejuicios inculcados secularmente: Laguerra escasa de hombres. Muchos tabúes iban a derrumbarse y aquellas mujeres republicanas, que habían logrado el reconocimiento de sus derechos otorgados por la Constitución republicana, vieron claro que el combate debían librarlo al lado de los hombres. Las primeras combatientes que vistieron el mono azul, uniforme de las milicias obreras, el gorro cuartelero con borla roja, y mosquetón alhombro, o pistola al cinto, fueron las mujeres libertarias, secundadas pronto por las socialistas y las comunistas, aunque estos últimos no fueran partidarios dala incorporación de la mujer a la lucha armada. En un clima de indescriptible exaltación, se organizaron en milicias populares y salieron para los distintos frentes de guerra. Generalmente eran jóvenes obreras de fábricas, talleres, tiendas,oficinas, empleadas de hogar, estudiantes, las que abandonaron sus puestos de trabajo para alistarse. La mayoría eran adolescentes, como Victoria López Práxedes, de dieciséis años, que murió combatiendo en el sector de Talavera. Y Lolita Maiquez, de la misma edad, inmortalizada en la Crónica General de la Guerra Civil. Pero también se sumaron viejas militantes, como la mítica Libertad Ródenas, decincuenta y cuatro años, incorporada en la primero columna Durruti que salió hacia el frente de Aragón.
La presencia activa de la mujer marcó nuestra guerra. La imagen de la miliciana trabajando en las brigadas de fortificaciones, montando guardia, luchando en las trincheras o en los hospitales de campaña, cerca del fragor de la batalla, recibiendo la carga vulnerada de la juventud destrozada enlos frentes, era la viva estampa de la revolución española, que asombró al mundo,como escribieron los cronistas extranjeros. El carácter de ruptura que simboliza la miliciana es lo que permite que sus muertes trasciendan el sentir popular hasta convertirlas en heroínas del pueblo, porque cada una de ellas representaba la gesta de muchas mujeres caídas en los frentes y en la retaguardia,anónimamente.
Del asombro popular que causa la mujer defendiendo su libertad y la de la colectividad, surgen los batallones con nombres legendarios: Mariana de Pineda, Aida Lafuente, Lina Odena, Rosa Luxemburgo, Pasionaria, Margarita Nelken... Los nombres de las milicianas nutrirían el rico venero del Romancero de la Guerra Civil y El romancero de Mujeres Libres. Los poetas cantan las gestas de mujeressencillas que, ante circunstancias límite, se yerguen con un desafío, que les confieren perfiles heroicos. A la capitana miliciana Francisca Solano, caída en el frente de Guadarrama, le canta el poeta Francisco Giner. A Encamación Giménez, lavandera malagueña, Lucía Sánchez Saomil. A Rosario Sánchez Mora, que pierde una mano, volada por la dinamita, Miguel Hernández. Lina Odena, defendiendo suposición, en el frente de Granada, guardó para sí la última bala de su pistola, antes de caer en manos del enemigo; su valor lo llevó al romance Pla y Beltrán y tantos otros. Pero no todos aprobaban la movilización de la mujer en los frentes, al considerar que invadía un campo acotado. Su misión, como dijo Indalecio Prieto, estaba en los hospitales, las cocinas, las fábricas. Se puso en entredicho elpapel de la mujer en la guerra, con las viejas consignas difamatorias recurrentes y discriminatorias de siempre. Largo Caballero, a fines del otoño de 1936, sostuvo la campaña de descrédito firmando unos decretos militares que ordenaban a las milicianas dejar las trincheras y pasar al trabajo de la retaguardia. La mujer asumirá la dirección de fábricas, de hospitales, escuelas, refugios, colonias...
tracking img